Nueva polémica en el caso Isco, cuando parecía que todo se había calmado y que el futbolista volvía a contar con el apoyo de Solari y de la afición, ayer en el Estadio de la Cerámica surgió un nuevo capítulo.

Noticias relacionadas

Justo antes del descanso Gareth Bale sufrió un golpe en su gemelo que le obligó a ser atendido por los médicos del club blanco, en ese momento y ante las dificultades del galés para volver al terreno de juego, Solari mandó calentar a Isco, el malagueño en un proceso lento se puso el peto, los guantes, salió del banquillo y fue a calentar.

Este proceso terminó por desesperar a Chendo y a Solari que metieron prisa a Isco en repetidas ocasiones durante el calentamiento. Tras el descanso el de Arroyo de la Miel saltó al campo por la lesión de Bale y disputó muy buenos minutos, aunque no valió para que el conjunto blanco consiguiera llevarse la victoria del campo del Villareal.

Isco, en el encuentro ante el Villarreal. Foto: Twitter (@elchiringuitotv)

Duro revés en Liga para el Madrid

El Real Madrid se presentaba en el Estadio de la Cerámica tras la conquista de su tercer Mundial de Clubes de forma consecutiva y con el primer partido del nuevo año por delante. Un partido que podía permitir al equipo de Solari reengancharse en la pelea por La Liga y quedarse a solo 4 puntos del Barça.

El partido comenzó con un tempranero gol de Cazorla que fue contrarrestado rápidamente por el gol de Karim Benzema. Pocos minutos más tarde el Madrid se ponía por delante con un  gol de Varane. El conjunto blanco se fue al descanso con victoria y con la lesión de Bale.

Durante la segunda parte el Madrid tuvo que aguantar las continuas embestidas del conjunto amarillo hasta que en el minuto 83 Santi Cazorla consiguió el empate a 2 definitivo en el marcador.

[Más información: Solari: "La salida de Bale nos ha condicionado"]