Gareth Bale, en un partido del Real Madrid en el Mundial de Clubes

Gareth Bale, en un partido del Real Madrid en el Mundial de Clubes Reuters

Fútbol MUNDIAL DE CLUBES

Bale vuelve a ser decisivo: el hombre de las finales

Noticias relacionadas

Gareth Bale es la estrella. El Real Madrid saltó al verde del Zayed Sports City Stadium con el once de las grandes noches salvo la presencia de Marcos Llorente por Casemiro. El canterano ha venido ocupando el puesto de pivote defensivo desde que el brasileño se lesionase. El internacional canarinho ha vuelto a tener minutos, al ingresar al terreno de juego por la lesión de Marco Asensio, pero el gran protagonista del duelo ante el Kashima Antlers no fue otro que el extremo galés.

El madridismo pedía un jugador que tirase del carro y justo en el momento en el que hay un título en juego, ya que ganar al conjunto japonés significaba acceder a la final del Mundial de Clubes, Bale volvió a aparecer como ya ha hecho desde que fichó por el club blanco en otros partidos de una relevancia similar. 'El Expreso de Cardiff' asestaba su primer golpe justo antes del descanso. Una conexión con Marcelo, internada en el área por la izquierda y disparo cruzado y pegado al poste para abrir la lata. 

Ya en la segunda mitad, el internacional galés sentenciaba el encuentro gracias a sus dos goles en menos de tres minutos. En el 53' Gareth Bale se aprovechaba de una falta de entendimiento entre Yamamoto y su portero para hacer el segundo de los blancos, y también de su cuenta personal, para en el minuto 55 firmar el hat-trick con un zurdazo que quitaba las telarañas de la portería el Kashima Antlers.

Solari felicita a Bale durante el Mundial de Clubes

Solari felicita a Bale durante el Mundial de Clubes Reuters

El '11' se convertía así en el gran héroe del Real Madrid en los Emiratos Árabes Unidos. Solari quiso premiar a su jugador con el cambio para que los aficionados congregados en el estadio emiratí ovacionase al futbolista. Después, en la tradicional rueda de prensa posterior al partido, el entrenador argentino se deshizo en elogios hacia su pupilos del que dijo que "se ha comido los focos, los escenarios, la tribuna, las redes.. se lo ha comido todo. Ha demostrado lo que es él y lo que es capaz de hacer. Estamos todos muy contentos y él especialmente".

MVP de las finales

Momento decisivo. Bale hace una actuación estelar. No es la primera vez que Gareth Bale se luce justo en el momento más importante, en una situación de vida o muerte. En la semifinal del Mundial de Clubes 2018, el jugador fue designado como el MVP, un título que ya se llevó en la final de la pasada edición de la Champions League. El Liverpool sufrió en Kiev la voracidad del galés en una noche de las que quedan para la historia. Contra los de Jürgen Klopp firmó un doblete, con golazo de chilena incluido.

Chilena de Bale en la final de Kiev

Chilena de Bale en la final de Kiev

Sin embargo, su historia con los goles importantes en los partidos que bien valen un título viene de más atrás. Su idilio con el Real Madrid y estos partidos decisivos comenzó en el año 2014. Con Ancelotti en el banquillo merengue, Bale marcó un antológico gol en la final de la Copa del Rey frente al Barcelona, con el cual aún debe tener pesadillas Marc Bartra, quien quedó retratado en una carrera de 50 metros por el de Cardiff.

Poco después de ese gol llegaba la final de Lisboa. Aquella final de la máxima competición continental en la que el Atlético de Madrid fue campeón hasta el minuto 92:48. Minuto en el que Sergio Ramos se elevaba hasta el cielo de la ciudad portuguesa para llevar el partido a la prórroga y hacer de aquella final una de las más famosas de todos los tiempos.

Ya en la prórroga era el propio '11' merengue el que ponía por delante en el marcador al Real Madrid. Gareth Bale hacía el segundo y encarrilaba el camino a 'La Orejona', la deseada, La Décima. También en ese 2014, el galés marcó en la final del Mundial de Clubes ante San Lorenzo. Sin olvidar que en la final de la Champions del 2016, marcó el tercer penalti de la tanda también contra el Atlético, día en el que los blancos ganaron La Undécima.

A un paso de los 100

El extremo está muy cerca de superar la mágica cifra de los 100 goles con la elástica blanca. De hacer un doblete en la final contra el Al Ain, Gareth Bale sería centenario pero, además, superaría en el ranking de goleadores históricos del Mundial de Clubes al que fuera su compañero de vestuario hasta el verano pasado, Cristiano Ronaldo. 'El Expreso' tiene un nuevo reto y las finales se le dan muy bien.

[Más información: Bale: "Lo importante era conseguir la victoria ante el Kashima"]