Noticias relacionadas

Nuevo triunfo del Real Madrid que recorta tres puntos con el Barcelona en La Liga después de que los azulgranas cayeran contra el Betis. El conjunto blanco, guiado por un gran Karim Benzema, se sobrepuso a las lesiones de Casemiro, Reguilón y Nacho en un accidentado duelo en el que los de Solari fueron muy superiores. [Narración y estadísticas: Celta 2-4 Real Madrid]

Hay Liga para el Madrid. Y es gracias al trabajo realizado por Solari. El equipo merengue llega a este parón de selecciones de forma muy diferente a cómo lo hizo en el anterior, justo antes de las derrotas ante el Levante y el Barcelona. Ya sin Lopetegui, se ha recuperado la puntería y el sabor cotidiano de la victoria. Progresan adecuadamente los blancos que dejan atrás la mala racha y el gafe.   

El último partido de Santiago Solari como técnico interino era la prueba más difícil para el argentino. El Real Madrid visitaba el siempre complicado Balaídos ante un Celta irregular, pero que siempre se crece en los encuentros ante conjunto blanco. Volvió a apostar el entrenador merengue por Lucas Vázquez en el once y dejó fuera del equipo titular a Isco y Asensio. El buen trabajo del gallego se veía así recompensado en un duelo que exigía lucha y pelea en el centro del campo. 

Comenzó enchufado el Real Madrid y Benzema gozó de las primeras dos ocasiones. Sin embargo, el francés no consiguió adelantar a los suyos y encima Solari perdería a Casemiro por lesión tras una dura entrada de Maxi Gómez. El tobillo derecho del brasileño se dobló por completo y Ceballos tuvo que entrar en su lugar. El conjunto merengue tenía que recomponer su centro del campo.

En esos minutos de cierto desconcierto blanco, el Celta pudo marcar con un cabezazo de Okay que terminó estrellándose en el palo con Courtois ya batido. Centro al corazón del área y el futbolista celeste que se adelanta a la zaga. Se salvó el Real Madrid y poco después llegaría la tercera oportunidad de Benzema que, en esta ocasión, no perdonó ante Sergio.

Toni Kroos controla un balón REUTERS

Pase en profundidad de Modric y el francés baja la pelota con un control de guante blanco. Exquisitez de Karim que después en el uno contra uno no perdonó. La calidad del delantero está fuera de toda duda y es que, además, cuando está enchufado es un futbolista único. El Madrid bailaba a su ritmo y, tras una nueva gran jugada, dejó el segundo en bandeja a Toni Kroos. Sin embargo, el pase atrás del galo no lo aprovechó el alemán. El '8', un virtuoso de la precisión, mandó por encima del larguero el balón cuando los de Solari ya cantaban un nuevo tanto. 

Monsieur Benzema manda en Balaídos

El Real Madrid intentaba también sobrevivir a las patadas del Celta. Bale se resentía después de una patada de Hugo Mallo. Todas las miradas estaban puestas en el de Cardiff cuando, por sorpresa, Reguilón se tiró sobre el césped y pidió el cambio. El canterano tuvo que ser sustituido antes del descanso por otro hombre de La Fábrica. Javi Sánchez se incorpora al eje de la defensa y Nacho ocupaba el carril izquierdo. El accidentado final de la primera parte dejaba a Solari con un solo cambio por hacer cuando el resultado era más que ajustado.  

La segunda mitad empezó de la misma forma: se jugaba a lo que Benzema quería. El francés estrelló un balón en el larguero tras driblar y colocarse la pelota perfilada para su pierna derecha. El '9' del Madrid era el dueño absoluto del encuentro. No encontraban forma humana de pararle los hombres de Antonio Mohamed.

El recital de Benzema era tal que el 0-2 habría que dárselo al galo a pesar de que fuera finalmente de Cabral en propia puerta. Era el minuto 56 cuando el delantero merengue recibió y recortó dos veces. Después regateó dentro del área para sacar un gran chut que toca Sergio y rebota en el palo. La jugada del francés recibió su premio en un rechace que, tras dar en la madera, Cabral no puede evitar. El defensa celeste toca el balón y este termina en la red. 

Las lesiones desconciertan al Madrid

El partido parecía finiquitado, sin embargo Hugo Mallo volvía a meter al Celta en la disputa solo cinco minutos después. El lateral recibe solo dentro del área y marca de bolea cruzada el que era el primer tanto que recibía el Madrid desde la llegada de Solari al banquillo. Encima Nacho se dolía en la rodilla y pedía el cambio. Tercer cambio y tercer lesionado. El argentino tuvo que reinventarse y poner a Lucas Vázquez en el carril izquierdo. Asensio ocupaba mientras su sitio en el ataque. 

El colegiado Undiano Mallenco, durante el Celta - Real Madrid REUTERS

El Celta se iba arriba y Courtois salvaba el empate en un duro disparo de Iago Aspas. Faltaban más de 20 minutos y el Real Madrid debía sufrir para llevarse la victoria de Balaídos. Entre las lesiones y el gol de Hugo Mallo, los celestes soñaban con arañar al menos un punto. Sin embargo, un penalti tan claro como tonto de Juncà a Odriozola finiquitaría el encuentro. Un mal control del madridista propicia que el celeste se lleve por delante al lateral vasco. 

Un penalti a lo Sergio Ramos

La pena máxima fue transformada por Sergio Ramos. A lo Panenka. O bueno, ya al estilo Sergio Ramos. Segundo penalti consecutivo que el capitán madridista lo lanza de esta forma. En una semana en la que ha tenido que aguantar una nueva campaña en contra, el de Camas demostró que también gana en tamaño al caballo de Espartero. 1-3 y el Real Madrid que certificaba el triunfo y tres puntos importantísimos para La Liga.  

Santiago Solari REUTERS

El Celta ya no se recuperó del golpe y para más inri Cabral terminó expulsado antes de que Ceballos pusiera el 1-4 con un golazo desde fuera del área. Un latigazo a la escuadra que fue la guinda a un nuevo triunfo merengue. En el descuento, Brais Méndez celebró su reciente convocatoria con la selección española con un zapatazo que rebotó en Javi Sánchez y que fue el definitivo 2-4.  

Solari recuperó la pegada, la flor, la sonrisa y al mejor Benzema en las dos semanas que ha estado como interino en el cargo. Ahora le toca el turno como entrenador de pleno derecho del Real Madrid. El argentino se gana la renovación y es que el conjunto blanco se ha reenganchado a La Liga con dos triunfos consecutivos. 

Celta de Vigo 2-4 Real Madrid

Celta de Vigo: Sergio; Hugo Mallo, Cabral, Roncaglia, Juncà; Boufal (Hjulsager, 64'), Francisco Beltrán (Emre Mor, 64'), Okay, Brais; Maxi Gómez y Aspas.

Real Madrid: Courtois; Odriozola, Nacho (Asensio, 70'), Sergio Ramos, Reguilón (Javi Sánchez, 45'); Casemiro (Ceballos, 18'), Modric, Kroos; Lucas Vázquez, Benzema y Bale

Goles: 0-1, 23' Benzema; 0-2, 56' Cabral (PP); 1-2, 61' Hugo Mallo; 1-3, 83' Sergio Ramos; 1-4, 90' Ceballos; 2-4, 90' Brais.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité Navarro). Amontestó a Reguilón (38'), Cabral (40' y 87'), Hugo Mallo (41') y Javi Sánchez (53').

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 12 de La Liga disputado en el Estadio de Balaídos (Vigo, España) ante 21.184 espectadores.