Aficionados de la Juventus posan con la camiseta de Cristiano.

Aficionados de la Juventus posan con la camiseta de Cristiano. REUTERS

Fútbol JUVENTUS

La Juventus se quedó en números rojos tras el fichaje de Cristiano

No todo fue de color de rosa tras la llegada de Cristiano Ronaldo a la Juventus. El portugués fue el fichaje del año en la Serie A, y el más caro durante el verano, pero el desembolso de 117 millones de euros del conjunto transalpino dejó tiritando su cuenta bancaria. 19,2 millones de pérdidas registró la Juventus durante el último ejercicio, desde junio de 2017, según las cuentas de la temporada 2017/2018 que el Consejo de Administración del club aprobó el pasado jueves.

Cristiano Ronaldo, en su presentación con la Juventus.

Cristiano Ronaldo, en su presentación con la Juventus.

De esta forma, la Vecchia Signora ha ingresado menos que la temporada anterior, pasando de los 562,7 millones de euros a 504,7 millones, lo que supone un 10,3% menos. El presidente de la Juventus, Andrea Agnelli, justificaba este descenso en dos puntos: la disminución de primas de la UEFA, debida en parte a su temprana eliminación en la Champions respecto a la temporada anterior, en la que llegó a la final, y los 105 millones que la Juve recibió en 2016 por la venta de Paul Pogba al Manchester United. Esta diferencia de 42,6 millones de euros será cubierta, según el club, "mediante el uso de primas de emisión".

Una deuda saldada desde el primer día

Aun así no parece que esta 'pequeña' deuda preocupe en Turín, ya que la llegada de Cristiano Ronaldo, pese a no ser muy fructífera aún sobre el césped, sí que lo ha sido a nivel de marketing. De hecho, durante el día uno de Cristiano en la Juventus, el club vendió nada menos que 500.000 camisetas a través de su web y 20.000 en sus tiendas físicas, lo que supuso unos ingresos aproximados de 54 millones de euros.

Además, la llegada de Cristiano Ronaldo al conjunto bianconero ha revalorizado al conjunto italiano y sus acciones han aumentado en un 130%. Es por eso que el discreto momento de forma del luso no parece afectar en lo más mínimo a la Juventus, sino todo lo contrario.