Luis Rubiales no está llevando a la RFEF al lugar que prometió en la campaña electoral para tomar la presidencia del organismo que dirige el fútbol español. El mandatario, protagonista en estos últimos días por sus pugnas con el Sevilla por culpa de la  ubicación y fecha de la Supercopa, vuelve a recibir un varapalo. En esta ocasión en el aspecto más económico de su gestión. Uno de los grandes patrocinadores de la Selección ha decidido rescindir el contrato que unía a ambas partes.

Noticias relacionadas

La marca de cerveza Cruzcampo ha comunicado la decisión por medio de una nota oficial. Tenían contrato hasta el día 31 de agosto, por lo que se adelantan a esperar que aspire el plazo. En ella achacan a la actitud de Rubiales la ruptura del contrato y defienden que han intentado tomar este camino de la forma más fácil y menos polémica posible. Habrá que esperar a ver si hay alguna reacción por parte del dirigente de la RFEF, pero sin duda es una nueva muestra de que su escaso tiempo en el cargo no está siendo tan rentable como se esperaba.

Luis Rubiales, presidente de la Federación Española. Foto: rfef.es

"La honestidad que caracteriza a Cruzcampo, su estrecha relación y el apoyo que siempre ha demostrado al equipo nacional nos han llevado a comunicar esta decisión a la Real Federación Española de Fútbol con la mayor agilidad posible, para facilitar los trámites y minimizar los efectos que pudiera ocasionarle", afirmaban en el comunicado publicado. También critican que hablara en público de forma despectiva hacia los viajes organizados por la antigua cúpula de la RFEF y recalcan que, a diferencia de lo que Rubiales expresó, todo estaba pagado "en su totalidad" por los anunciantes.

Cruzcampo no solo es el patrocinador más antiguo de la Selección -lleva más de diez años-, sino que además suponía un gran ingreso de dinero -entre 3 y 3,5 millones de euros por año- Reflejo del éxito de este patrocinador es que el spot más visto de la historia de la televisión en España fue el anuncio de la final de la Eurocopa en 2012.