La tensión sigue creciendo en Portugal. Después del decisivo partido que enfrentó a la selección lusa contra Irán, Carlos Queiroz, que estuvo trabajando varios años con la Federación Portuguesa de Fútbol, atacó a Cristiano Ronaldo y Ricardo Quaresma por no haberle querido dar la mano al acabar el encuentro, dejando claro que "los valores de los futbolistas de ahora no son los mios ni los de mucha gente".

Noticias relacionadas

Ante las críticas recibidas por el entrenador luso, Quaresma ha querido salir en defensa del mejor jugador del mundo y de él mismo al subir un post a su página de Instagram, en donde aseguraba que "las palabras de burro no llegan al cielo", en una clara demostración de que las declaraciones de Queiroz no han tenido ningún tipo de influencia en los jugadores portugueses.

Además, el jugador afirmó que su respuesta a los prejuicios emitidos siempre han sido "trabajar más" y "luchar para llegar" donde siempre quiso llegar. Sobre estos últimos, dejó claro que está "habituado a ser prejuzgado" algo que según el propio jugador le ha servido para ser "más fuerte".

Quaresma responde a Queiroz.Foto: Instagram (@ricardoquaresmaoficial)

LLAMAMIENTO A LA UNIDAD

El extremo ha aprovechado la polémica surgida para hacer un llamamiento de unidad. Portugal, que se enfrentará el sábado a Uruguay en los octavos de final del Mundial, se presentó a la cita mundialista como campeona de Europa y encuadrada en el grupo de favoritos para hacerse con trofeo. Por ello, Quaresma quiere que nada, a parte del fútbol, descentre a los jugadores lusos: "Ahora vamos a jugar y apoyar a la selección, concentrados para ganar a Uruguay".