El morbo está servido. El cruce entre Real Madrid y Bayern Múnich en semifinales de la Champions no dejará a nadie indiferente y es que por algo este duelo es ya conocido como El Clásico de Europa. Uno de los clavos ardientes de la eliminatoria será la figura de James Rodríguez.

Noticias relacionadas

El colombiano se volverá a ver las caras contra el Real Madrid tras salir del club blanco el verano pasado y se verá frente a frente con Zinedine Zidane. Este será el punto clave del reencuentro de James con su exequipo y es que con el francés, pese a ser su ídolo como tantas veces ha reconocido, tuvo sus más y sus menos hasta el día de su adiós.

James quiere ajustar cuentas con Zidane

SU GUERRA CON ZIDANE

Pese a estar cedido, no hay cláusula del miedo que valga. El Real Madrid forma parte ya de su pasado y es que en el Bayern están decididos a su compra definitiva. Pero sus encontronazos con Zidane siguen latentes y no haber triunfado en el club blanco es una herida que jamás podrá cerrar la estrella cafetera.

La pasada temporada se vivió un candente debate con el papel de James en el Real Madrid que terminaría estallando. El colombiano se vio relegado a un puesto de segundo plano mientras que Zidane prefirió darle más protagonismo a Isco. En verano, el francés decidió con los dos nombres sobre la mesa y eligió al malagueño. Zidane le abrió las puertas a un James que buscaba un rol más protagonista que ha encontrado en Alemania.

BUSCA VENGANZA CON EL BAYERN

En el Bayern Múnich, James se ha vuelto a encontrar con su mejor versión. El colombiano ahora parece otro y se le ve con mucha más confianza. En el club bávaro está teniendo los minutos y la continuidad que no supo encontrar en sus dos últimas temporadas en el Real Madrid y ahora quiere devolvérsela a Zidane donde más le duele a la entidad merengue, en la Champions League.