El Castilla volvió a la senda de la victoria el pasado fin de semana después de dar un golpe sobre la mesa y superar al Sanse en lo que fue una exhibición de Cristo. El tinerfeño anotó un hat-trick y volvió loca a toda la defensa visitante, que no logró pararle en ningún momento.

La parte mala fue que tuvieron que remontar después de recibir un tanto en el minuto tres, después de que Zazo rematase solo en un saque de esquina. Luego tocó sufrir en el tiempo de descuento cuando Castel recortó distancias. El filial madridista en los últimos partidos recibe gol con demasiada facilidad. 

Desde que Solari subiese al primer equipo, el conjunto madridista recibe demasiados goles, lo que le obliga a tener que anotar también una gran cantidad para poder sumar puntos. En este punto se ve la cara buena y la cara mala de la moneda, el filial tiene mucha pegada, pero por otra parte, le crean demasiadas ocasiones.

Solari, durante un partido del Castilla

Hasta que el argentino subió al primer equipo, el filial solo encajó 8 goles en 10 jornadas, mientras que desde que Manolo Díaz aterrizó en el banquillo del conjunto merengue han encajado 12 goles en apenas seis partidos, lo que deja un balance de dos goles por partido.

Mejorar en defensa, la clave del éxito

Sin duda, la defensa es la asignatura pendiente de los madridistas y en ello trabajan semana tras semana. A pesar de no estar consiguiendo dejar a cero la portería y recibir muchos goles, siguen en la parte alta, por lo que superar este bache les colocará como firmes candidatos al ascenso si aún no lo son. 

Para ello será importante la complicidad entre De la Fuente y Manu Hernando, el primero es un fijo en los onces del filial y ha sido el único que ha disputado todos los partidos como titular. Por su parte, el central palentino lleva pocos partidos desde la vuelta de su lesión, pero cada vez acumula más minutos y se le ve mejor, algo crucial porque si consigue sacar su mejor versión será una gran noticia para el Castilla.

[Más información: El viaje de Franchu: lesión y confianza en volver más fuerte]