El Real Madrid sin duda puede presumir de tener una de las mejores canteras del mundo y por supuesto de España. El club blanco es una de las mayores fuentes de talento del panorama futbolístico internacional y lo demuestran cada fin de semana en la Ciudad Deportiva de Valdebebas los más de cientos pequeños futbolistas que representan y visten con orgullo la camiseta del club madridista.

Noticias relacionadas

Además de los jugadores que cría desde categorías prebenjamines, también se van incorporando nuevos jugadores en edades más altas para dar un salto de calidad a equipos que siempre luchan por estar en los puestos altos de sus respectivas ligas. La inversión del club en los jóvenes talentos siempre ha sido muy importante y por ello son muchos los esfuerzos para formar futbolistas que en un futuro sean estrellas del primer equipo.

Uno de los últimos ejemplos son los fichaje de jugadores como Vinicius o Rodrygo, dos brasileños que cuando el conjunto blanco les contrató todavía no habían cumpido la mayoría de edad. En el caso del ex de Flamengo ya lo ha hecho por lo que ya está en la disciplina merengue, por su parte el del Santos llegará en enero.

Rodrigo encara a un jugador del CSKA

Pero no es el único brasileño que el club tiene en sus filas, Rodrigo, jugador del Juvenil A llegó en mayo de 2018 procedente del Gremio Novorizontino y ya deslumbra en la Ciudad Real Madrid. El club pagó poco más de cuatro millones de euros por el delantero y está respondiendo a la perfección a la confianza que han puesto en él desde el Santiago Bernabéu.

Muy buena adaptación

El atacante se ha adapatado a las mil maravillas a la capital española, con el conjunto de Dani Poyatos suma cinco goles en las siete jornadas disputadas y ha sido clave para que el equipo marche segundo en la clasificación. Además también está siendo importante en una competición tan importantes como es la UEFA Youth League, donde ha anotado en los dos partidos disputados.

La competición europea está siendo un muy buen escaparate donde el joven brasileño está justificando el dinero que se gastó el club en un delantero que apenas había cumplido 18 años. Ante la Roma fue uno de los jugadores más incisivos y anotó un tanto pero pudieron ser más si no hubiese sido por el buen hacer del meta contrario.

Rodrigo estuvo cerca de anotar el cuarto

Un jugador que crea peligro constantemente

Rodrigo se puede desenvolver en cualquiera de las posiciones del frente de ataque y ha resultado ser un complemento perfecto para el otro delantero del Juvenil A, Pedro Ruiz. Es un jugador potente y muy hábil a la hora de desmarcarse, lo que hace que de múltiples opciones a sus compañeros.

Muchos le comparan con Mariano por su estilo de juego, siempre con la portería entre ceja y ceja. También por su gran disparo con ambas piernas y el peligro que genera con espacios por delante. Un ejemplo fue la segunda jornada de Youth League frente al CSKA en Rusia, encuentro que acabó 1-4 pero pudieron ser más debido al constante peligro que generaba el brasileño, al que hay que tener muy en cuenta.