Duro golpe para los chicos del Juvenil C del Real Madrid en el Torneo Al Kass. Los blancos cayeron en cuartos de final ante el Kashiwa Reysol por 2-3, en un partido en el que la influencia del árbitro catarí Ali Ahmed Shams fue determinante.

Noticias relacionadas

PRIMERA PARTE IGUALADA

El Madrid comenzó el partido con el mando del balón, pero a los nueve minutos vio como Mao Hosoya ponía el 0-1 en el marcador. No le duró mucho la alegría a los japoneses, pues tan solo dos minutos después, prácticamente en la siguiente jugada, Jorge Martín Camuñas empataba el encuentro con un fuerte disparo desde la frontal del área.

Fue entonces cuando el encuentro comenzó a desarrollarse de manera igualada, con el Madrid acaparando la posesión y el Kashiwa, bien ordenado atrás, saliendo al contraataque. En una de estas jugadas, originada en un claro fuera de juego, Hiryu Okuda volvió a adelantar a los suyos en el minuto 23.

EL COLEGIADO, DECISIVO

Ya en la segunda parte, Camuñas volvió a aparecer. Su centro fue rematado por Juan M. Latasa en el minuto 58 para empatar de nuevo. A pesar del dominio blanco, Hosoya volvió a marcar en el minuto 89, un tanto que no debió subir al marcador por fuera de juego, mientras que minutos antes había anulado un tanto a los blancos que sí era legal. Ahora, el filial madridista deberá enfrentarse al Milan por el quinto puesto.

Los convocados del Real Madrid para el partido ante el Valencia by footbie.com