La visita del Real Madrid al Casademont Zaragoza no empezó como tenían planeado los de Pablo Laso. El conjunto blanco empezó el encuentro con un parcial de 8-0 abajo y se vio sorprendido por la defensa rival en el primer cuarto. Al técnico blanco no le gustó lo que vio de sus jugadores y les daría una de sus típicas charlas en el tiempo muerto.

Noticias relacionadas

Dosis de Laso a la plantilla del Real Madrid en busca de una reacción para los últimos segundos del primer cuarto y de cara al segundo. El técnico blanco incidía en la cantidad de pérdidas que habían cometido sus jugadores: "Ocho pérdidas", incidía mientras sus jugadores le escuchaban atentamente. "¿Me queréis explicar cómo vamos a ganar el partido si no tiráis a canasta?", les reprendió.

No se escuchaba ni un aliento en el banquillo del Real Madrid mientras hablaba su entrenador. Al final, los blancos se irían tres puntos abajo (20-17) tras el final del primer cuarto y con la obligación de reaccionar en los siguientes tres cuartos.