El ala-pívot Felipe Reyes, capitán de un Real Madrid de baloncesto con el que en la noche del sábado disputó su partido 1.000 como madridista, considera "un gran orgullo vestir esta camiseta" tanto tiempo, y no duda en apuntar como receta del éxito "el trabajo y el sacrificio".

Noticias relacionadas

"Es un gran orgullo vestir la camiseta de este grandísimo club durante 1.000 partidos. Estoy contento y feliz de llevar tantos partidos con el Real Madrid. Cuando llegué aquí nunca imaginé que podía estar tantos años y mucho menos alcanzar esta cifra de partidos", comenta Reyes, en declaraciones a los medios oficiales de la entidad madrileña.

Su partido 1.000 (591 de Liga, 333 de Euroliga, 39 de Copa del Rey, 19 de Supercopa, 16 de ULEB, 2 de Copa Intercontinental) con la camiseta del Real Madrid coincidió con el triunfo de su equipo ante el Valencia Basket (79-66), en el segundo encuentro de la semifinal por el título que disputan ambos equipos.

Felipe Reyes ante el Movistar Estudiantes ACBMEDIA

Con tal motivo, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, al término el partido le entregó en los vestuarios a Felipe Reyes una camiseta conmemorativa, con el número 1000.

"Todo esto ha superado mis expectativas, mis sueños, y me siento muy realizado y muy contento de los logros conseguidos durante este tiempo. La receta del éxito siempre es el trabajo, el sacrificio, venir cada día a cada entrenamiento y dar el cien por cien, no reservarse nada para el día siguiente y darlo todo", comenta el jugador cordobés, de 39 años.

"Al final, todo ese esfuerzo y trabajo tienen su recompensa. Son 15 años vistiendo la camiseta de este gran club y lo que parecía algo casi imposible lo he conseguido", añade.

Una gran lista de trofeos en su palmarés

En sus quince años como madridista, Reyes ha conseguido 2 Euroligas, 1 Intercontinental, 6 Ligas, 5 Copas del Rey, 4 Supercopas y 1 Copa ULEB. Además fue elegido en dos ocasiones MVP de la Liga ACB, una en el mejor quinteto de la Euroliga, dos veces MVP de la Final de la Liga y cuatro en el quinteto de la competición doméstica

"Por suerte tengo muchos recuerdos bonitos con esta camiseta. No podría elegir solo uno. Están las finales ganadas de Euroliga, las de la ACB, de Copa del Rey... Si tuviera que elegir uno podría ser la Euroliga de Madrid (mayo 2018) por dónde fue y por ser la primera después de tantos años persiguiendo ese objetivo. Ese puede que sea el momento más bonito vivido con la camiseta del Real Madrid", señala.

No piensa en el futuro

Sobre su futuro como jugador, y si piensa en alcanzar los 18 años que estuvo Rafa Rullán en el Real Madrid, comenta: "Parecen pocas pero tres temporadas son muchas. Voy a ir año a año, que es lo que me propuse hace tiempo. De momento, voy a acabar la temporada y llegar bien al año que viene".

"Eso se irá viendo. Además, los jóvenes vienen con mucha fuerza y no sé qué pasará en el futuro. Solo sé qué voy a trabajar a tope cada día para seguir ayudando al equipo y me voy a dejar la piel en cada entrenamiento y en cada partido, y ya veremos si consigo llegar al récord de Rullán", aseguró.

[Más información en: Pablo Laso: "El Valencia tiene mucho peligro y en La Fonteta será muy diferente"]