En la madrugada del lunes al martes, los Dallas Mavericks volvieron a perder. En el partido contra los Kings, Luka Doncic consiguió otro triple-doble, el séptimo de la temporada, pero también tuvo tiempo para hacer más cosas. Por ejemplo, cuando estaba descansando en el banquillo, jugó a piedra papel o tijeras con un aficionado en la distancia.

Noticias relacionadas

El esloveno, entre risas, empezó a jugar. En un momento, la secuencia se subió a la red y se hizo viral. La gran mayoría de aficionados destacaba cómo el rookie era capaz de desconectar y tener una gran estadística al mismo tiempo. Otros criticaban el hecho de que no estaba atento al encuentro.

Doncic acabó la noche con 28 puntos, 12 rebotes y una docena de asistencias. El único pero fue su desastrosa actuación desde la línea de tres puntos. De los nueve intentos que realizó, ninguno entró en el aro. Pese a eso- y la explosión de Trae Young en la segunda parte de la temporada-, el exjugador del Real Madrid sigue siendo el favorito para llevarse el premio al Rookie del Año.

[Más información: Los Lakers se fijan en el entrenador de Doncic para la próxima temporada]