La polémica salpicó la final de la Copa del Rey de baloncesto. El Real Madrid se vio perjudicado en la última jugada en uno de los mayores escándalos que se recuerda en la ACB. El tapón 'ilegal' de Randolph ha sido comentado por todo el mundo, pero hay dos jugadas que también ha indignado al madridismo.

Noticias relacionadas

La primera de ellas ocurrió después de que no se señalara falta de Randolph sobre Singleton en la jugada reclamada por el Barcelona poco y también muy polémica. Los árbitros dejaron jugar y Pesic enloqueció invadiendo la pista hasta casi la línea de tres. Como si fuera por su casa el serbio invadió el campo ante la atónita mirada de Ayón, que no daba crédito a lo que estaba viendo y pidiendo explicaciones a los arbitros, que decidieron obviar la acción del entrenador del Barcelona.

Pesic invadió el campo durante la final contra el Real Madrid ACBMEDIA

La segunda ocurrió en la acción del robo y es que Kuric cortó por fuera del campo antes de recibir el saque. El escolta del Barça tomó ventaja de manera ilegal para poder recibir el balón, evitando por fuera de la pista el bloqueo de Ayón y la defensa de Llull. De esta manera Pangos consiguió poner de manera sencilla el balón en juego para que recibiera el balón el norteamericano y le diera el balón a Tomic.

Dos jugadas más que añadir al escándalo que supuso la acción en la que Randolph es sancionado con tapón ilegal y que le da la victoria final al equipo catalán. Un partido en el que tristemente los protagonistas principales fueron los árbitros en vez del baloncesto en un encuentro que iba camino de convertirse en una de las mejores finales de la historia de la Copa del Rey.

[Más información: "¡Vaya robo!": ni RAC1 pudo esconderse ante la polémica canasta final del Barça]