El pasado domingo, los árbitros de la final de la Copa del Rey tuvieron la peor actuación que se recuerda de unos colegiados en el baloncesto español. Tanto fue así que Felipe Reyes volvió al vestuario iracundo. Unas horas después, el Real Madrid se ha quejado mediante Twitter de la forma en la que se arbitraron las jugadas decisivas de las últimas dos finales del torneo copero.

Noticias relacionadas

Para empezar, se ve el clip de la falta no pitada de Víctor Claver sobre Jeff Taylor. El sueco iba a palmear el balón para mandar el partido a la prórroga, pero el valenciano lo evitó al darle un golpe en el brazo. El Barcelona se hizo con el trofeo, pero unos meses después los madridistas se proclamarían campeones de la Liga Endesa y de la Euroliga, tras vencer al Fenerbahce en la final.

Este año, la gota que ha colmado el vaso es un rebote de Anthony Randolph que había certificado el triunfo blanco. Sin embargo, los árbitros recurrieron al Instant Replay para repasar la acción y cometer un error que parece hasta deliberado- por la falta no sancionada sobre Singleton momentos antes-. "Vaya puto robo", gritaba Felipe Reyes cuando entraba en los vestuarios. El capitán solo fue una de las caras visibles del enfado del club merengue.

Tras la rueda de prensa de Juan Carlos Sánchez y Pablo Laso, se ha conocido que el Real Madrid va a plantear una consulta a sus socios para decidir si deben continuar en España o no. Incluso se pudo escuchar esta frase desde los vestuarios: "Yo no vuelvo a jugar en la ACB si estos tres (por el trío arbitral) nos dirigen un solo encuentro más".

[Más información: Así fue la tensión entre Madrid y ACB: carreras, llamadas y Bartomeu]