El Real Madrid se prepara para otro choque entre dos de los mejores equipos de la competición. El Kirolbet Baskonia, que llega a Madrid con la tranquilidad de su última victoria europea y con el equipo totalmente motivado, a pesar de la última noticia de la baja de Shengelia, que estará dos meses más en el dique seco. Los protagonistas de la última final de la liga vuelven a verse las caras empatados en la clasificación y con el segundo puesto como objetivo más inmediato.

Tavares captura un rebote ante la defensa del CSKA Agencia EFE

El cuadro local, como se esperaba, no contará ni con Llull, que se espera que llegue a la Copa del Rey, ni con Thompkins, casi descartado para dicho evento. Con esas bajas confirmadas, el gran duelo lo tendrán Facu Campazzo y Luca Vildoza en el puesto de base, y la guerra de la pintura será entre Walter Tavares y Gustavo Ayón con Johannes Voigtmann y Vicent Poirier.

En la ida el Madrid venció con relativa comodidad en Vitoria, 74-91, e históricamente la capital de España siempre ha sido una cancha difícil para los alaveses, 50-16 con el Madrid como local. Pero en el primer partido de la final de la temporada pasada, el Baskonia dio la campanada ganando por 90-94.

La Copa, protagonista del partido

Aunque se quiere impedir pensar en el torneo del KO, es inevitable. Ambos equipos quieren hacer los deberes, pero no quieren correr riesgos de cara a la próxima competición. Una oportunidad que aprovechará el técnico vasco para dar descanso a sus jugadores claves, jugando menos minutos, como el base argentino, que sigue con una media de 30 minutos por choque desde que el '23' no pisa las canchas. 

Deck lanza totalmente desequilibrado ante la defensa del CSKA Agencia EFE

Pablo Laso avisa del peligro

"El partido tiene la suficiente importancia para que nos centremos en él y no pensemos en la Copa del Rey de la semana que viene. Hay que saber separar claramente las competiciones. Es un duelo directo en la clasificación de la Liga ACB, contra un gran equipo, y la Copa del Rey vendrá a continuación", dijo Pablo Laso.

El técnico madridista hizo una rápida disección del rival. "Es un equipo muy exigente y con buenos jugadores en todas las posiciones", dijo. "Tiene dos bases que se complementan, buenos tiradores, con dos cuatros que pueden tirar y penetrar abriendo el campo, y luego fuerza interior con sus cincos", añadió.

[Más información: El Real Madrid no contará con Llull, Thompkins y Kuzmic contra el Baskonia]