Noticias y novedades

La portabilidad de móvil y fijo se suspende de manera temporal

El estado de emergencia en España obliga al gobierno a tomar medidas como la suspensión temporal de la portabilidad de móvil y fijo durante dos semanas.

18 marzo, 2020 09:42

El impacto del coronavirus (COVID-19) en la economía y en la vida de millones de personas en España está siendo notable. Se ha publicado un nuevo BOE (Boletín oficial del estado) donde se anuncian una serie de nuevas medidas de urgencia. Entre las medidas, como inyección de dinero o ayudas a empresas, se mencionan también las telecomunicaciones, con una medida temporal que es importante tener en cuenta: la portabilidad de móvil y fijo se suspende temporalmente.

Estos días se rumoreaba ya que esta iba a ser una posible medida del gobierno. Finalmente, en este BOE se confirma, que durante al menos 15 días se va a suspender la portabilidad de móvil a fijo. Es una medida de primera necesidad, que podría extenderse más allá de estos 15 días, si fuera necesario. Dependerá de la duración del estado de emergencia.

Medida temporal

Debido a esta medida, todas las operaciones de portabilidad de fijo y móvil que no estén en curso actualmente, excepto aquellas que puedan ser de fuerza mayor o casos excepcionales, quedan suspendidas. Además, durante este tiempo, los operadores no van a realizar campañas publicitarias para que los usuarios contraten sus servicios o determinadas tarifas.

También se confirma en esta medida, que los operadores van a mantener los servicios contratados por sus clientes a fecha de inicio del estado de alarma. Esto supone que no los van a poder suspender o interrumpir, a no ser que haya motivos de seguridad o de integridad. Lo que supone que los operadores y proveedores no van a poder dejar a sus clientes sin servicios como Internet o telefonía en estos momentos, donde la comunicación es esencial.

Por tanto, durante al menos dos semanas (aunque probablemente acabe ampliándose este período), no va a ser posible realizar una portabilidad ni de fijo ni de móvil. Además, los servicios de los operadores, como la línea de teléfono o Internet, van a quedar garantizados durante el tiempo que dure el estado de alarma. No será posible suspenderlos, a no ser que haya una causa mayor. Por eso, el impago de las mismas no será un motivo para la suspensión de dichos servicios.