Noticias y novedades

La Play Store ya no notifica cuando hay actualizaciones pendientes

Google parece haber cambiado la forma en la que la Google Play Store avisa de que tenemos aplicaciones pendientes de actualizar.

5 diciembre, 2019 07:34

La que es posiblemente la aplicación más importante de nuestros móviles, al menos en occidente, ha cambiado la forma de enviar algunas notificaciones. Nos referimos a la Google Play Store, la tienda de apps y juegos de Google, que hasta hace unas semanas nos enviaba notificaciones cuando había actualizaciones pendientes de instalar para nuestras apps, pero que ha empezado a dejar de hacerlo.

Esto es lo que reportan varios usuarios en diferentes foros y páginas webs, e incluso nosotros hemos visto uno de los que podrían ser los motivos para ello.

Sin notificación final de la Play Store

Uno de los problemas lo comentan en Android Police. Cuando estamos actualizando una aplicación aparece en la zona de notificaciones el progreso pero, una vez concluido, no se queda como permanente esa notificación.

Tampoco hay avisos de que hay aplicaciones pendientes de actualizar, algo que me había extrañado en los últimos días y que ahora veo que es algo generalizado. Para actualizar las apps tendremos que irnos a la sección de Mis aplicaciones de la Play Store.

Notificaciones sutiles

Otro problema es que la Play Store, por defecto, asigne notificaciones de baja prioridad a las actualizaciones de apps. Esto pasa sólo en móviles con Android 10.

Para cambiar esto deberemos ir a la sección de notificaciones de nuestro móvil, y en la zona de Descargas terminadas o descargas pendientes, cambiar las notificaciones sutiles por otras normales. De esta manera veremos un icono en la parte superior cuando haya algo pendiente, no teniendo que deslizar obligatoriamente la barra de notificaciones hacia abajo.

Veremos si Google modifica alguno de estos parámetros para hacer más consistente la experiencia para todos los usuarios o si estamos ante algo que se cronifica y con los que tendremos que aprender a lidiar durante varios meses.