Noticias y novedades

El Google Pixel 3 XL ha sido totalmente filtrado ¿qué hará Google ahora?

El Google Pixel 3 XL ha sido filtrado en todo su esplendor debido a un error de logística. ¿Qué queda de aquí a octubre por parte de Google?

23 agosto, 2018 15:15

La tormenta sigue, y no cesa. No se veía un asunto tan gordo desde el iPhone 4. Sí, nos referimos al Google Pixel 3 XL, que tras saberse que un lote de unidades ha acabado en manos de medios rusos debido al mercado negro, ha sido total y absolutamente filtrado. Porque una cosa son las filtraciones pequeñas, y otra una revelación en toda regla del dispositivo.

Incluso se han filtrado fotografías hechas con el Pixel, sus características… La pregunta ahora es ¿qué hará Google? La presentación estaba prevista nada más ni nada menos que el 4 de octubre, una fecha que nos sabe muy lejana. Por lo cuál, analizaremos la pregunta y su posible respuesta.

Fotos, vídeos… Ya no hay misterio: el Pixel 3 XL es real

Debido a esta filtración masiva, multitud de medios de toda la zoan de Rusia y alrededores han empezado a filtrar todos los datos posibles del terminal. Ya no hablamos sólo de fotografías mal hechas deprisa y corriendo de un modelo previo. Hablamos de unidades ensambladas, funcionales y usables que han sido ya prácticamente analizadas y observadas por todos.

Foto realizada supuestamente con el Google Pixel 3 XL

Incluso se han realizado fotografías en Instagram del Pixel 3 XL. En Instagram, muchísimos usuarios han compartido comparativas con los topes de gama actuales, como los Huawei P20 Pro o los Note 9. A priori, parece que el salto de calidad respecto al Pixel 2 no ha sido acusado, aunque esto no tiene demasiada importancia; este software no es final, y estas unidades no están comercializadas. Te dejamos una galería con algunas de esas fotos.

Además, muchas de estas imágenes podrían estar editadas o falsificadas, por lo que las comparativas son respecto a dispositivos finalizados que están totalmente optimizadas contra unidades de prueba. ¿Puede darnos una idea de ello? Sí. Pero habrá que esperar hasta la salida oficial del móvil para ver si esta calidad se mantiene. El mejor ejemplo es este análisis de la página rusa Mobilereview, que incluso nos muestra que el software está funcional.

Como adelantábamos ayer, incluso se «probó» que el Pixel 3 XL tendría carga inalámbrica gracias a vídeos de diversos usuarios, que posicionaron el teléfono en un cargador Qi y funcionaba. Esto no queda del todo claro; en diversas páginas se habla de una trasera de cristal, y otros usuarios claman que el Google Pixel 3 XL está construido en plástico. ¿Unidades con distinto ensamblamiento?

Ahora, las redes sociales están cubiertas de fotos y vídeos de usuarios que se han hecho con una unidad del Pixel 3 XL y están filtrando todos los detalles que pueden. Ya se saben a priori detalles importantes, como los Pixel Buds que incluirá el teléfono y una app de cámara rediseñada, detalle que podemos ver en estas capturas.

Una fecha de presentación que ya no significa nada

Siempre hay filtraciones previas a la presentación de un teléfono, pero usualmente es cosa de trabajadores de la empresa que, con tal de ganar rédito tanto económico como de popularidad, hacen fotos y filtran los dispositivos. Además, esto se suele hacer en el último momento, cuando la presentación es inminente. El caso del Pixel 3 XL es distinto, y mucho más grave.

Para empezar, la fecha de presentación del Pixel 3 XL estaba fijada para el 4 de octubre, más de un mes desde la fecha de escritura de este artículo. Eso es muchísimo tiempo, y viendo que en tan sólo 2 días ha habido una auténtica avalancha de detalles del Pixel, ya no quedan misterios y esto sólo irá a más. No tiene sentido ocultar más el teléfono, ya que ha sido completamente revelado.

Y aunque Google pudiera tomar acciones legales contra los medios autores de las filtraciones, el número de medios y usuarios que han realizado esta masiva filtración es tan grande que la gran G no podría abarcar todo el asunto por sí sola. Además, ¿qué base legal tendría Google para tomar ir a los juzgados? El Pixel 3 XL ha caído en las manos de los medios por vías externas.

Google ahora mismo tiene 2 opciones: presentar y poner a la venta el Google Pixel 3 y el 3 XL en el menor tiempo posible, que sería la primera opción, o intentar cortar por lo sano intentando parar el río de filtraciones que está habiendo en estos momentos, lo cuál es sencillamente imposible.

A Google este asunto le ha explotado en las manos y ahora tiene que tomar una decisión. Sólo queda una cosa clara: el Pixel 3 XL ya ha sido revelado, y de manera extra oficial ya pertenece al plantel tanto de teléfonos de gama alta del año 2018 como el de una de las mayores filtraciones en la historia de la telefonía móvil.