Noticias y novedades

Informe Android de mayo: Nougat sigue siendo la versión dominante

Google actualiza el informa Android de mayo, las cifras de instalación de las distintas versiones de sistema. Y no hay sorpresas: Nougat sigue dominando.

9 mayo, 2018 08:53

Después del lapso para el informe Android anterior ya que pasaron más de dos meses entre el de enero y el de abril, Google ha cumplido este mes desvelando los datos relativos a mayo. Estamos aún de fiesta por el impulso sobre Android P, y el informe de mayo nos abre los ojos: pese al esfuerzo por evolucionar gran parte de los usuarios están estancados en versiones «antiguas».

No hay demasiadas novedades: Android 8 Oreo continúa estancado con un crecimiento de poco más del 1 %. Android 7 Nougat sigue siendo la versión que domina ampliamente el panorama. Y Android 6 Marshmallow le pisa los talones, aunque en claro retroceso. La historia se repite año tras año.

Google no logra imponer Android 8 Oreo a los fabricantes

No será por esfuerzo ni tampoco por obligatoriedad: todos los móviles nuevos deben tener Android 8 como mínimo si quieren obtener la certificación de Google. Son muchos los móviles que se han lanzado este 2018, una notable cantidad más si a esos les sumamos los del año pasado. Pero, por contra, Android 8 Oreo continúa bailando solo en la fiesta de actualizaciones.

En los últimos meses hemos asistido al impulso por parte de muchos fabricantes a la hora de actualizar sus móviles a Android 8 Oreo. Es de esperar que en la última recta del año las cifras de esta versión se amplíen, pero entonces tendremos otro problema: Android P irá por el mismo camino, igual que lleva ocurriendo cada año.

Android 7 Nougat es la versión más utilizada, también es una versión con todas las garantías que ofrece las máximas prestaciones a sus usuarios. Un dato importante que arroja el informe Android de mayo es que la mayor parte de usuarios está con una versión con menos de 3 años de antigüedad (el 62,3 %). Es un pequeño consuelo en el desastre de las actualizaciones.

Uno de los aspectos que no revela el informe Android es el de las actualizaciones de seguridad. Una buena cantidad de móviles con versiones anteriores a Oreo se ha ido actualizando con parches más o menos recientes, aunque también sin que los fabricantes terminen de tomárselo en serio. Google debería ponerse dura también en este aspecto: ya que los móviles no terminan de actualizarse a versiones superiores al menos que permanezcan seguros.