Noticias y novedades

Android P impedirá que la cámara de tu móvil te espíe

Una nueva función de Android P protege nuestra privacidad: la futura versión de sistema impedirá que las aplicaciones en segundo plano accedan a la cámara.

20 febrero, 2018 08:10

Aún no nos hemos acostumbrado a todas las novedades que nos han llegado con Android Oreo 8.1 y ya estamos pensando en las que vienen por delante, las que trae el futuro Android P. Desconocemos el nombre de postre que recibirá dicha versión y en qué cambiará con respecto a 8.1, pero sí sabemos algunas pinceladas de lo que se va perfilando. Y la protección de la privacidad estará muy presente.

Desde XDA Developers nos llega un interesante avance de lo que viene con Android P: el sistema impedirá que las aplicaciones en segundo plano accedan a la cámara de nuestro dispositivo. Dicho así puede parecer algo banal, pero es de suma importancia para nuestra privacidad: Google quiere bloquear las aplicaciones espía.

Las aplicaciones espía ya no podrán vigilarnos utilizando la cámara

Quizá no sea algo normal, pero, por desgracia, existe. Hay aplicaciones que funcionan en segundo plano recabando información del usuario, ya sea como malware o como app que esconde sus verdaderas intenciones. Accediendo a la cámara sin que el dueño del móvil lo sepa, graba y hace fotografías que después envía a otros dispositivos. Esto sirve para espiar y también para coaccionar: pedir dinero a cambio de las fotos, no es la primera vez que ocurre.

Más allá de alarmismos, acabar de raíz con la posibilidad supone mayor tranquilidad para el usuario. La funcionalidad que está prevista en Android P prevendría al sistema contra el uso indebido de la cámara por parte de las aplicaciones que están en reposo o en segundo plano. Esto significa que solo fotografiarán o grabarán vídeo aquellas aplicaciones que utilicemos activamente.

Una vez la aplicación esté en reposo, recibirá un error conforme intente acceder a la cámara y el sistema la cerrará automáticamente. Cualquier otro intento de acceso recibirá el mismo tratamiento, por lo que se evita de raíz cualquier intento de robar imágenes o vídeo sin el consentimiento del dueño del móvil.