Noticias y novedades

Las pantallas OLED dominarán el mercado a partir del año que viene

Las pantallas OLED cada vez se venden más, y compañías como LG esperan que el año existan más móviles con este tipo de pantallas que las tradicionales LCD.

11 abril, 2017 18:40

Las pantallas OLED año tras año van creciendo en popularidad, y compañías como LG esperan que el año existan más móviles con este tipo de pantallas que las tradicionales LCD.

Quien nos iba a decir que las pantallas OLED iban a tener algún día un impacto tan grande en los dispositivos móviles. Si bien hace unos años solo veíamos estas pantallas en los Galaxy S y algún Nokia, parece que la tecnología ha evolucionado lo suficiente para comerse el mercado.

En 2018 se venderán más pantallas OLED que LCD, afirma LG

La eterna batalla de paneles AMOLED frente a IPS parece llegar a su fin. Año tras año, las ventas de paneles de tipo OLED van creciendo respecto a los IPS, hasta el punto en el que 2017 podría ser el último año de dominancia de los paneles LCD tradicionales.

Así lo afirma el vicepresidente de pantallas de LG, que en un evento ha soltado datos de interés acerca de la guerra entre pantallas. En 2014 solo el 27% de los paneles vendidos para móviles eran OLED, mientras que para este año se espera que la cifra aumente hasta el 40%, la cual aumentaría hasta un 58% en 2018, en parte gracias a la adopción de Apple para los nuevos iPhone.

La compañía surcoreana actualmente no ha apostado demasiado en paneles OLED para smartphones, y aunque si que vemos que tienen bastantes televisores OLED, en la actualidad el 90% de los beneficios de la división de pantallas corresponden a paneles LCD frente a un 10% de las OLED. Para 2020 esperan igualar los beneficios de ambas tecnologías al 50%.

Grandes ventajas con cada vez menos puntos débiles

Lo hemos visto en Android a lo largo de los años. Las pantallas OLED (por ejemplo, las SUPERAMOLED de Samsung son de este tipo) se han caracterizado desde siempre por ofrecer unos colores muy vivos, además de unos negros muy puros gracias a que cada pixel se ilumina de forma independiente (y para el color negro simplemente se apagan los pixeles).

No obstante, lo cierto es que esta tecnología ha tardado en calar por una serie de puntos débiles, y es que al tratarse de una tecnología menos madura en ocasiones veíamos como los colores blancos tomaban tonalidades azuladas, también eran más caros de producir. Motivos por los que solo a Samsung le salían rentables estos paneles.

Tras pulir los fallos y reducir el precio hasta el punto de que ya es más barato producir paneles OLED que LCD, la tecnología ya está preparada para despegar para llegar hasta las gamas más bajas.