Noticias y novedades

Todo apunta a un Motorola Moto G 2015 muy parecido al actual

Más rumores acerca del Motorola Moto G 2015, la evolución un tanto continuista del buque insignia de la gama media del fabricante.

22 junio, 2015 08:57

Los rumores, hay ocasiones en las que aciertan y otras en las que ni siquiera se acercan a la realidad. Hace un tiempo atrás, se empezaron a filtrar supuestas especificaciones del nuevo terminal gama media de Motorola, el Moto G 2015 o tercera generación. Unas especificaciones que gustaban al oírse y que mostraban un verdadero salto entre dos versiones.

Pero se mueven por internet unos nuevos rumores sobre un vídeo filtrado y un test de Antutu en un dispositivo que podría ser el nuevo Moto G de este año. Este terminal, por sorpresa para muchos, no incluyen ni por asomo las especificaciones que se rumoreaban antes de esta filtración.

Una ‘desilusión’ para muchos que esperaban un muy buen dispositivo que seguiría con la línea de precios de Motorola. Un golpe en la mesa que iba a retumbar y que ahora veremos si sonará más que el resto de marcas.

Procesador, RAM, pantalla… Salvo la cámara, todo baja con respecto a los rumores anteriores. Aunque si los Moto G se han caracterizado por algo, es por la optimización y su rendimiento a pesar de sus componentes internos.

Motorola Moto G 2015 con el mismo procesador que el Moto E: Snapdragon 410

En su interior, su SoC fabricado por Qualcomm, se esperaba el flamante Snapdragon 610. Un procesador potente, con arquitectura a 64 bits y una diferencia destacable con el Snapdragon 410. Pero este vídeo nos desilusiona un poco ya que vemos que lleva integrado un Snapdragon 410. El mismo procesador que monta su hermano pequeño, el Moto E 2015. Un procesador que funciona bien, lo ha demostrado. Lo que ocurre es que nos deja quizás un poco ‘fríos’ ya que podríamos esperar algo más que un procesador que se incluye también una gama más baja de la marca.

Un procesador no sería nada sin una memoria RAM donde almacenar de forma temporal datos para el funcionamiento del dispositivo. Para ello se esperaban 2GB de RAM capaces de ofrecer todo lo que se le pidiera pero, de nuevo, los rumores lo desmienten. Contaremos con 1GB de RAM que se nos antoja un poco escasos aunque habrá que ver el trabajo de optimización de Motorola.

Seguimos con la resolución HD, nos quedamos con ganas de FullHD

La pantalla, una de las grandes protagonistas en los rumores ya que se hablaba de una resolución FullHD en un tamaño de 5 pulgadas. Pero tal y como vemos en los rumores, el nuevo dispositivo también traerá una resolución HD. Algo que se nos empieza a antojar un poco escasa si tenemos en cuenta que es una pantalla de 5 pulgadas. Aunque tampoco es importante ya que el resto de marcas que compiten directamente con Motorola en el mercado de smartphones, no las incluyen.

Cámara, aquí si vemos una evolución importante

Pero donde está la guinda del pastel, el plato fuerte, es en la cámara. Desde el primer modelo lanzado en 2013 se le recriminó considerablemente a Motorola el tema del sensor fotográfico. Las imágenes capturadas con buena luz eran posibles pero en cuanto se tenían peores condiciones, es una ruleta de la suerte. Ahora, según estos rumores, pasamos de los 8MP hasta los 13MP en su cámara trasera y hasta los 5MP en su parte frontal para los autorretratos.

Decir que también se ha de renovar, con urgencia, el diseño de la aplicación de cámara por una un poco más completa y que permita sacar más partido al sensor incorporado.

Diseño, conectividad 4G y almacenamiento ampliable

Por último hablaremos del diseño y de otro rasgo importante, la conectividad (versión 4G LTE por defecto). Vemos en las imágenes que en cuanto a la parte frontal, es muy similar al ya lanzado el 2014. Altavoces frontales en forma de barras metálicas y botones dentro de la pantalla. En su parte posterior sí que vemos una buena diferencia ya que desde la cámara hasta el logo tendremos una banda metálica (lo veréis mejor en las fotografías) y un diseño que parece fibra de carbono, rugoso. Decir que la tapa será retirable para poder introducir una tarjeta microSD y ampliar los 8GB de almacenamiento interno.

No cabe duda que estamos ante una línea continuista en la evolución de uno de los terminales de gama media más relevantes en la actualidad. Un smarphone que ha conquistado los bolsillos de muchos usuarios y que demuestra que se puede vender un buen terminal a un precio más reducido y cercano. Pero hay que evolucionar, innovar y lanzar un dispositivo que cautive más que el anterior. Sino, otros fabricantes pueden sí dar el paso a ofrecer algo mejor, como podría hacerlo BQ y Motorola estaría en serios problemas. Es cierto que movernos por un rango de precios así es difícil ofrecer mejores prestaciones ya que tienen un coste.

Veremos si estas filtraciones son de un prototipo previo a un salto importante de las especificaciones (soñar es gratis) o si realmente se trata de una evolución no tan relevante como esperábamos. Y vosotros, ¿qué opináis de la línea de evolución de Motorola y su Moto G?