Móviles android

Xiaomi se expande por Europa y piensa atacar Estados Unidos

Xiaomi ha firmado un acuerdo con Three para expandirse por Austria, Alemania, Italia, Irlanda y Suiza. Más adelante desembarcará en Estados Unidos.

7 mayo, 2018 09:00

A lo largo de los últimos años hemos estado hablando de la internacionalización de Xiaomi casi como un unicornio. Algo que todos imaginábamos cómo era pero que nadie había visto. Sin embargo en 2017 hubo un gran cambio en la empresa y pasó de mirar casi exclusivamente a China e India a abrirse a prácticamente todo el planeta.

2017 fue el año en el que Xiaomi llegaba de manera oficial a Europa, y lo hacía por España, uno de los países en los que su marca funciona mejor.

Pero si 2017 fue el inicio podemos confirmar que 2018 será la constatación de dicha expansión. En Europa el planteamiento de la compañía de Lei Jun es tremendamente agresivo pero es que además ya miran a Estados Unidos.

Xiaomi venderá en Austria, Alemania, Italia, Irlanda y Suiza

Al parecer, la empresa ya tiene trazada su hoja de ruta en el viejo continente. Para ello se ha aliado con una de las grandes operadoras, Three, que está operativa en los mercados mencionados: Austria, Alemania, Italia, Irlanda y Suiza.

Hay que recordar que Xiaomi no solo fabrica smartphones y una de las piezas clave del acuerdo es traer también todo su ecosistema de salud, uno de los más económicos y compatibles del mundo.

La propia empresa ha anunciado que abrirá oficialmente en Italia el 24 de mayo y en Francia dos días antes, el 22 de mayo.

Mirando a Estados Unidos

El siguiente paso será la expansión a Estados Unidos, aunque antes se dará la salida a la bolsa de la compañía en Hong Kong. Se espera que recauden más de 10 000 millones de dólares (se espera una valoración de la empresa de entre 80 y 100 000 millones de dólares), lo que le daría capital para iniciar la expansión de la empresa en Norteamérica.

El problema al que se podría enfrentar no es tanto una lucha con rivales como Samsung o Apple sino a una prohibición del gobierno de los Estados Unidos, algo que Huawei y ZTE ya han sufrido en sus propias carnes y que no sabemos cómo Xiaomi piensa evitar.