Juegos

Ravenmark: Mercenaries presenta la estrategia por turnos mas sesuda para el jugador mas exigente

3 diciembre, 2013 19:11

La estrategia es un género que debería prodigarse mas en nuestros smartphones y tablets. Al fin y al cabo, contamos con la interfaz casi perfecta para mandar órdenes y mover tropas, la pantalla táctil. Sin embargo, la moda ha puesto los juegos de defensa de torres y de creación de reinos como los mas populares, y no parece haber muchos desarrolladores que se atrevan con un tipo de juego mas complejo. Aquí es donde entran Witching Hour Studios y su creación, Ravenmark: Mercenaries.

Porque aunque Ravenmark: Mercenaries tiene elementos de juego en línea, está completamente basado alrededor de las batallas por turnos con un fuerte componente estratégico. Estas batallas se realizan por turnos, cada uno de ellos con diversas fases en las que podemos tomar varias decisiones dependiendo de la situación. Hay que tener en cuenta que cada unidad tiene sus fortalezas y sus debilidades, y características únicas como la velocidad de movimiento (representado por la cantidad de casillas que se pueden mover cada turno) nos harán replantearnos nuestros planes.

En este sentido, Ravenmark: Mercenaries es un juego de estrategia mas puro que otros títulos disponibles para Android. Desde el primer momento en el que elegimos a una de las tres facciones disponibles estamos tomando decisiones importantes, ya que cada una de ellas prevalece sobre un apartado del juego. Como también afectan unidades especiales como los comandantes, así como los mercenarios del título, que aparecen como brigadas que podemos contratar por el precio adecuado y así crearnos un ejército a nuestra medida.

Un detalle muy importante de este juego es que, aunque es gratuito y tiene micropagos, sus desarrolladores aseguran que es «Free to win», a diferencia del «Pay to win» de otros juegos. Esto significa que todos los elementos que influyen en el juego los podremos conseguir jugando, por lo que ningún jugador tiene ventaja sobre otro por haber pagado. Los micropagos se reducen a componentes estéticos para personalizar nuestra armada, y la publicidad que de vez en cuando aparece en el juego se puede eliminar comprando una licencia. Ojalá mas desarrolladores siguiesen este mismo ejemplo, ya que se nota que han pensado en el usuario final.

Lamentablemente, Mercenaries tiene sus problemas, aunque algunos de ellos, como bloqueos y cierres inesperados, parecen fruto de su juventud. Otros son fallos de diseño, como por ejemplo que para poder jugar sea obligatorio crear una cuenta con nuestra dirección de correo o conectando con Facebook (una opción que no funcionaba en el momento de escribir este artículo). Este es un paso adicional que puede hacer que muchos jugadores no prueben el juego, y sería una pena, porque su jugabilidad mas profunda de lo habitual y un estilo de fantasía mas madura y realista pueden atraer a muchos.

Ravenmark: Mercenaries es gratuito y ya está disponible en Google Play.