El Androide Libre

Móviles emblemáticos de Android: Edición Motorola Moto X

En móviles emblemáticos analizamos con retrospectiva algunos de los móviles Android que marcaron historia en nuestro sistema operativo favorito.

28 julio, 2017 21:00

En móviles emblemáticos analizamos con retrospectiva algunos de los móviles Android que marcaron historia en nuestro sistema operativo favorito. Una sección que nos demuestra cuánto hemos cambiado.

Móviles emblemáticos: Motorola Moto X

Desde la llegada de Android, Motorola ha apostado fuerte por el sistema de Google. El que antaño era uno de los grandes de la telefonía junto con Nokia fue viendo como compañías como Apple o HTC comenzaban a comerles terreno.

No todo era genial en los terminales de Motorola. Si bien a nivel de hardware ofrecían un rendimiento genial, en otros apartados como el software y las actualizaciones dejaban mucho que desear.

Durante esos años, Google lanzó una serie de recomendaciones a los fabricantes que quisiesen tener sus móviles bien actualizados. Motorola decidió seguir las indicaciones de Google con una limpieza integral al sistema operativo. El Moto X fue el primer terminal en salir al mercado con esta nueva política.

Un repaso a sus especificaciones

  • Procesador dual-core Qualcomm S4 Pro MSM8960DT a 1.7GHz
  • GPU Adreno 320
  • 2GB de memoria RAM
  • Modelos de 16GB y 32GB
  • Pantalla AMOLED de 4.7″ con resolución de 720p
  • Cámara de 10MP y frontal de 2.1MP
  • Conexión WiFi 802.11a/b/g/n/ac
  • Android 4.2.2 (versión de stock, muy poco modificada)
  • Memoria interna de 16GB de los cuales parece que quedan 12GB para el usuario
  • Chip NFC
  • Batería de 2 200 mAh no extraíble
  • Medidas: 128.5 x 65 mm
  • 1 cm de grosor
  • 130 gramos
  • Chipset Motorola X8 (toda la infromación aquí)

El primer Motorola bajo las órdenes de Google era genial

El Motorola Moto X nació en una época de transición. La compañía había sido adquirida recientemente por Google, por lo que se esperaba mucho de esta nueva adquisición.

Todos esperábamos que Google comenzace a lanzar Nexus bajo la marca Motorola, algo que nos atraía bastante debido a que en aquellos momentos el Nexus 4 era la estrella de Google. Esperábamos que el primer terminal de Motorola siguiese esa estela en calidad precio.

El lanzamiento del Motorola Moto X fue para muchos decepcionante. No solo era menos potente que el Nexus 4, sino que también tenía un precio mucho más elevado. Dejando de lado el tema de la potencia, era un gama alta en toda regla.

A pesar de ser menos potente, realmente se sentía extremadamente fluido gracias a un software muy trabajado. Motorola había creado incluso un compilador Dalvik optimizado para este móvil (hasta la llegada de ART, el compilador Dalvik era un punto bastante mejorable). Todo funcionaba como la seda.

Otra innovación interesante fue el procesador Motorola X8, el cual incluía un procesador contextual que se encargaba de gestionar los sensores y la pantalla, permitiendo un ahorro de energía bastante notable. Y es que a pesar de tener solo 100 mAh más que el Nexus 4, su autonomía era mucho mejor.

Poder controlar los sensores sin despertar la CPU permitió muchas novedades como Active Display, una pantalla que aprovechaba el panel AMOLED para mostrar notificaciones, así como despertar el móvil con nuestra voz, con el conocido Ok Google (sí, despertar el móvil con la voz llegó gracias a Motorola).

Rendimiento y características únicas en un terminal como el Moto X.

Un móvil que ha envejecido bastante bien pero que no tuvo buenas secuelas

Una de las mejores cosas del Motorola Moto X fue su envidiable soporte de actualizaciones. Por ejemplo, la actualización a KitKat llegó incluso antes que al Nexus 4 de Google. Al igual que el Nexus de LG, desafortunadamente este móvil quedó abandonado en Android 5.1.

Como la mayoría de terminales populares de Motorola, el Moto X siguió actualizándose gracias a la comunidad. En XDA Developers podemos encontrar versiones de Android 7.1.1 que funcionan genial a día de hoy.

Sin duda, 2013 fue un año en el que Motorola sorprendió con terminales como este o como el Moto G de primera generación. Tal y como hemos visto, el resto de generaciones han sido más conservadores hasta la llegada del Moto Z. Próximamente es posible que conozcamos a la cuarta generación de Moto X. Queremos creer.

2013 fue un año en el que Motorola sorprendió mucho.