El Androide Libre

¿Por cuánto dinero se venden las aplicaciones menos conocidas?

Más allá de ventas millonarias, ¿por cuánto se puede llegar a vender realmente una aplicación que no sea Facebook, WhatsApp o Telegram?

30 julio, 2016 12:00

Que Supercell haya sido vendida por 8.570 millones de dólares, que Facebook haya comprado WhatsApp por 19.000 millones de dólares o que aplicaciones como Uber recolecten miles de millones de dólares en rondas de financiación puede dar una idea distorsionada de la realidad que viven los desarrolladores de aplicaciones. Más allá de estos grandes nombres, ¿nunca os habéis preguntado cuánto se puede llegar a ganar vendiendo una aplicación que ha tenido un relativo éxito en Google Play?

Esa es la pregunta que hemos querido resolver en esta ocasión. Para hacerlo hemos buscado aplicaciones que pueden presumir de haberse dado a conocer mínimamente en Google Play, y para conocer el precio al que se mueven en el mercado hemos recurrido a una plataforma relativamente conocida de compra-venta de páginas web, dominios y aplicaciones.

La pregunta es: ¿Cuánto dinero se puede llegar a ganar vendiendo una aplicación?

Si es una aplicación nueva, raro sería que se vendiera por más de 100 euros

Las aplicaciones que se venden por menos de 100 euros rara vez tienen descargas en Google Play, y han sido creadas pensando específicamente en una venta inmediata

La realidad de las aplicaciones menos conocidas no deja mucho lugar a la esperanza. Si nos fijamos en las aplicaciones desarrolladas para Android, los proyectos de aplicaciones creadas específicamente para ser vendidas al mejor postor se venden a precios que oscilan entre los 70 y los 100 euros, y en ocasiones incluso por debajo de ese precio.

Hay que tener en cuenta que estamos hablando de aplicaciones que normalmente ni han empezado a tener todavía descargas en la tienda de Google Play, y por lo general acostumbran a ser clones o versiones ligeramente editadas de otras aplicaciones mucho más populares.

Para que os hagáis una idea de las aplicaciones a las que nos referimos, Cat in Desert (disponible en Google Play aquí), Jewel Diamonds Match 3 (disponible en Google Play aquí) o Mobile Screen Designer (disponible en Google Play aquí) son ejemplos de aplicaciones con pocas o ninguna descarga que han sido vendidas en las últimas horas por 60, 100 y 82 dólares, respectivamente.

¿La aplicación genera dinero? Entonces ya podemos hablar de cifras (un poco) más altas: 300, 400, 500€…

Aunque una aplicación genere mucho dinero en pocos meses, la antigüedad y la estabilidad son factores que para muchos compradores tienen casi más importancia que los propios ingresos

A poco que una aplicación genere dinero, la cantidad de dinero que están dispuestos a ofrecer los interesados crece exponencionalmente -a pesar incluso de que la aplicación no llame la atención por su diseño o por sus funciones-. Battery Booster (disponible en Google Play aquí) es un excelente ejemplo de esta situación: es de esas aplicaciones que tanto odiamos, pero el simple hecho de haber conseguido 100 dólares de ingresos durante su primer mes de vida -eso, y que aparece en los primeros resultados de la tienda para la búsqueda de «battery booster»– le ha bastado para que su creador haya conseguido venderla por 405 dólares.

Pero, a pesar de ello, el principal hándicap que tienen estas aplicaciones es que llevan muy poco tiempo en Google Play, y el dinero que pueden obtener sus creadores vendiéndolas es inferior incluso al que obtendrían con una aplicación que genere menos dinero pero que, en cambio, lleve dos años en la tienda de Google. De hecho, muchas de estas aplicaciones corresponden a simples «pelotazos», y nada impide que de aquí a un mes puedan desaparecer de Google Play.

Minimi FHD Wallpapers (disponible aquí, vendida por 500$ generando 60$/mes durante 3 meses), Cleaner For WhatsApp (disponible aquí, vendida por 650$) o Sniper Legend Critical Strike (disponible aquí, vendida por 250$ habiendo generado 300$ en el último mes) son ejemplos de esta realidad. Aplicaciones que bien teniendo un relativo éxito inicial o bien ofreciendo un acabado de relativa calidad han supuesto para sus creadores un pellizco de dinero.

Antigüedad + ingresos estables, la clave del éxito

Si la aplicación tiene antigüedad y genera unos ingresos más o menos estables, raro sería que se vendiera por menos de 1.000 o 2.000 euros

Pero no todas las ventas se mueven en esas cantidades de dinero. Entre particulares también se dan operaciones con cantidades significativas de por medio, y la mezcla entre antigüedad de la aplicación con ingresos más o menos estable da lugar a ventas que se acercan a cifras más imponentes.

Las ventas de 1.000, 2.000 y 3.000 euros suelen estar reservadas a aplicaciones que, habiendo generado todavía poco dinero, tienen ya cierta antigüedad en Google Play respaldada por un importante número de descargas. Eye Test (disponible aquí) es un ejemplo de este «estándar»: cuatro años de antigüedad, más de un millón de descargas y unos ingresos más o menos estables de unos 150 euros al mes dan lugar a una venta de 2.900$.

No existe una fórmula matemática en estas ventas; factores como la antigüedad, la categoría de la aplicación, los ingresos o las descargas modifican de forma variable el precio que están dispuestos a pagar los interesados

Por supuesto, también hay ventas de aplicaciones que superan los 10.000 euros, aunque en ese caso es necesario que la aplicación esté generando una cantidad de dinero significativa mes tras mes. Un ejemplo lo encontramos en Grumpy Weather Widget, un peculiar widget del tiempo (disponible aquí) que se ha vendido por 13,500 dólares. ¿Y por qué tanto dinero? Tiene dos años de antigüedad, acumula más de 500.000 descargas y, lo más importante en este caso, ha conseguido a través de las ventas in-app unos ingresos que rozan los 500 euros al mes.

En estas ventas con mayores cantidades de dinero de por medio hay, además, muchos más factores que determinan el precio por el que se vende la aplicación. Ya no es solamente cuestión de que una aplicación tenga más o menos descargas, sino que el simple hecho de que -por ejemplo- pertenezca a la categoría de apuestas dispara por completo su precio, tal y como podemos ver en esta subasta de la aplicación de apuestas Bet Comments (disponible aquí), a punto de ser vendida ahora mismo por más de 6.000$.

Por supuesto, también se dan ventas de aplicaciones que rozan cantidades de 100.000, 200.000 o incluso 500.000 euros, pero esas se escapan de nuestro conocimiento tanto o más incluso que las ventas más sonadas de varios miles de millones de dólares que se producen en Silicon Valley. Esperamos, al menos, que este pequeño recorrido os haya servido para conocer desde abajo el mercado de las aplicaciones.