El Androide Libre

Todos huyen de Google

Google, ¿qué puedes hacer para seguir siendo la niña más bonita? ¿Por qué los fabricantes se están asustando de ti?

26 enero, 2016 22:29

Google y Android son un tandem muy importante en el mundo de la tecnología. Pero debido a su naturaleza libre, ellos solos no pueden llegar a ninguna parte. El buscador necesita fabricantes que inviertan sus recursos en Android, necesita apoyos. Hasta la fecha siempre los ha tenido pero estos últimos meses estamos viendo como los intentos de librarse de Google son cada vez más fuertes.

Estamos en el año 2016 y la tecnología ya no pasa solo por el móvil. Estamos ante las puertas de una expansión tecnológica muy importante, hacia la realidad virtual, hacia los wearables, hacia los coches, televisores o incluso neveras y farolas. Android ha dejado de ser un sistema para móvil y quiere aspirar a ser algo que englobe mucho más, todo podría continuar como hasta ahora si los fabricantes siguieran apoyando a Google pero muchos de ellos quieren aprovechar este momento para crear sus propios ecosistemas y liberarse de una vez por todas de Google.

Wearables, Internet de las Cosas… demasiados dispositivos para una Google que no se dedica al hardware

Samsung, de mayor aliado a independiente

Todos sabemos que Samsung quiere desligarse de Google desde hace años. Atrás quedan aquellos años donde el Galaxy Nexus era sinónimo de estabilidad. En el pasado CES pudimos ver una muestra de fuerza por parte del gigante surcoreano, Samsung Galaxy Ecosystem, toda una alternativa a los servicios de Google.

Y es que mientras el buscador se centra en aplicaciones, Samsung se está preparando para interconectar dispositivos. Un sistema de pago, otro de seguridad, una suite de ofimática, wearables, un sistema para el Internet de las Cosas alternativo a Brillo… el futuro de la tecnología parece volver a centrarse en los gadgets y aquí Samsung tiene una ventaja respecto a Google.

Por si quedaran dudas de que Samsung se está alejando de Android, recientemente se ha hablado que las Galaxy Apps acabarán estando disponibles para iOS. Al fin y al cabo los Gear S2 son tan compatibles con otros Android como con iPhones. El próximo S7 debería seguir reafirmando esta apuesta por parte de Samsung de olvidar todo lo que tenga que ver con Google. ¿Se atreverán a dar el salto en móviles de gama alta o no lo necesitan?

Amazon, el gigante que se ha infiltrado en Android

El otro gran rival de Google en esta pelea es Amazon. Desde siempre se la ha visto como un fabricante Android distinto, un fabricante que no utilizaba ni siquiera Google Play. Pocos le dábamos crédito ya que sus dispositivos no se han llegado a vender tanto, pero sí parecen haber encontrado una puerta trasera con la que convencer a los usuarios de Android en la propia casa de Google.

Amazon quiere darle a Google su propia medicina

Se trata de Amazon Underground, ofertas agresivas tanto para usuarios como desarrolladores. Podemos conseguir apps gratis que en Google Play son de pago. Con este movimiento consiguen poco a poco que entremos en su ecosistema. Tienen la fuerza suficiente para ofrecer alternativa a Google Play, pero los usuarios necesitamos algo más para acabar apostando por ellos.

Ese argumento extra es el hardware. Amazon fabrica tablets pero el FirePhone fue un desastre. Ahora probarán el mismo estilo que Google, convencer a diversos fabricantes móviles que creen móviles para ellos. En vez de Android con los servicios de Google, sería un Android con servicios de Amazon. Deberán tener precios muy competitivos y aplicaciones de calidad para que el salto merezca la pena.

Android Auto, nuevos aliados

¿Qué puede hacer Google? Por un lado convencer a los que ya están pero por otro también puede buscar nuevos aliados. Es el caso de Android Auto, donde más de dos docenas de fabricantes de coches se han aliado con Google para traer el nuevo sistema operativo.

Hay una trampa aquí y es que estos fabricantes no están obligados a anclarse a Android, cosa que en el móvil sí pasa. Por ejemplo SEAT, en los modelos donde ofrece Auto también proporciona Apple CarPlay. Así es más fácil para ellos unirse a este nuevo sistema. ¿Por qué esta diferencia? Básicamente porque la guerra sigue estando en el móvil, si conectas un iPhone tendrás CarPlay y si conectas un Android pues Auto.

Y ¿qué pasa si conectas un Samsung? Podría irse simplemente a Android Auto, pero Samsung llega a acuerdos con fabricantes de coches para que se utilice la tecnología MirrorLink y se reproduzca justo lo que sale en la pantalla del móvil.

En 2016 veremos de cerca como evoluciona este campo, ya que muchos modelos empiezan a introducir Android Auto. Observaremos los movimientos de Google durante el Google I/O 2016, entonces intentaremos debatir otra vez cuál puede ser la estrategia de Google para monetizar todos esos coches con Android. Será entonces cuando se puedan sentir amenazados porque una empresa externa controla su sistema de navegación.

Android Wear, el campo de pruebas

Ya llevamos un tiempo conviviendo con Android Wear y hemos podido ver más o menos cuál es la estrategia de cada fabricante. La mayoría han actuado como si de móviles pequeños se tratase, han intentando convencer a los usuarios con su diseño y publicidad lo que es una estrategia válida y tradicional.

El problema aquí es que Apple ha conseguido marcar tendencias y entender mejor lo que este sector requería. Los smartwatch no son una herramienta, de momento son un lujo. Un objeto electrónico que complementa al móvil y por tanto no imprescindible. En esta lucha se han puesto sobre la mesa conceptos como el lujo, el diseño o la elegancia, ideas que los fabricantes móviles quizás no estaban tan acostumbrados a utilizar pero que han abrazado cómodamente con tal de aumentar el precio medio de sus dispositivos.

Pero Google es una empresa de software. Su objetivo es eliminar barreras y extender el uso de la tecnología. Lógicamente que agradecerán que el usuario medio tenga más recursos pero su negocio no gira entorno a la exclusividad. Por otro lado, en la mayoría de anuncios de smartwatches nunca aparece el sistema y siempre una watchface que precisamente se crea para ocultar Android Wear. Google sigue promoviendo los smartwatches en Google Play, pero tenemos muchas dudas que esté adaptada para vender dispositivos casi de lujo.

Justo en la otra punta, las smartbands se han convertido en el gadget preferido para aquellos que quieren cuantificar su actividad pero no desean gastarse tanto dinero. Un gadget que si bien es compatible con Android, no tiene ninguna limitación con este y también funciona en iOS.

Android TV, problemas a la vista

Android TV es el ejemplo más claro de lo que puede pasar con Android en los próximos años si Google no se espabila. Sony es uno de los pilares de este nuevo sistema, pero LG, un aliado imprescindible en el sector de los móviles, ha decidido apostar por WebOS en el terreno de las televisiones. Una decisión que solo ellos sabrán si ha valido la pena.

Conseguir aliados no es tarea fácil para Google. Mientras en un tipo de gadgets muchos fabricantes pueden querer abrazar Android, en otros sectores conseguir estos apoyos no es tan fácil. E incluso teniendo aliados como Sharp o Razer, no tienen por qué presentar un buen surtido de dispositivos.

La solución de Google: Cuidar a los fabricantes, hardware propio y más web

Google tiene varios caminos que podría seguir para solventar estos problemas. Ante las dudas de los fabricantes, Google puede crear proyectos como los Nexus o Android One. Con ellos favorece económicamente al poner su propia marca y además colabora estrechamente para ofrecer una posición privilegiada dentro del sistema. Con proyectos así los fabricantes descubren la faceta de aliado cercano en que puede convertirse Google.

Mientras que Google puede acercarse a los fabricantes para que estos no se alejen, también trabaja en crear alternativas propias.

  • La primera de ellas es apostar por la web. Mientras que Android es un sistema que debe ser instalado de base, la web siempre está ahí. Accesible incluso desde los dispositivos de la competencia.
  • La segunda estrategia es fabricar su propio hardware. Google ha fortalecido la gama Nexus en este último año, no hemos tenido uno sino dos móviles Nexus y también una tablet. Esta tendencia podría incluso aumentar.

Además de la gama Nexus, Google ha empezado a promover la gama Pixel. De momento centrada en portátiles y tablets, pero creada para convertirse en referencia de productividad. Mientras Nexus son móviles actualizados y de gran rendimiento, la gama Pixel sería su alternativa en el mundo del PC. El buscador podría seguir esta tendencia con su propio wearable o con su propio coche autónomo. Aunque llegados a este punto nos preguntamos si Google y Alphabet tienen los mismos objetivos.

Ya lo hemos dicho alguna vez, los fabricantes Android muchas veces están a la vanguardia de la innovación. La estrategia de Google siempre ha pasado por forjar alianzas duraderas, alrededor de un sistema libre como es Android. La llegada de nuevos campos como el Internet de las Cosas o la realidad virtual está obligando a todos a poner sobre la mesa su modelo de negocio y la diferencia con el mundo móvil es que no queda tan claro si sale a cuenta aliarse con Google otra vez.

¿Qué maniobras veremos durante los próximos años? ¿Seguiremos teniendo un grupo de fabricantes aliados de Google en cada nuevo sector?