El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada

El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada Zipi Efe

Medios TELEVISIÓN

La Forta estudia pedir indemnizaciones a Atresmedia y Mediaset tras la multa de la CNMC

Las pequeñas cadenas de TDT cifran el montante de sus demandas por daños y perjuicios entre los 70 y 100 millones de euros.

Noticias relacionadas

La Federación de Organismos o Entidades de Radio y Televisión Autonómicos (Forta) se plantea pedir indemnizaciones a Mediaset y Atresmedia tras el fallo de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en contra de estos grupos televisivos. En el fallo se estableció una multa de 77 millones de euros y la modificación de determinadas prácticas publicitarias.

El expediente establece que mediante estas prácticas (pauta única, extraprimas y venta de publicidad en bloque) impidieron la entrada de terceros al mercado publicitario, por lo que, según la CNMC, el resto de los actores de la publicidad en abierto -como las cadenas autonómicas y las pequeñas TDT- se vieron directamente perjudicados con este funcionamiento anómalo.

De esta manera, algunas autonómicas consideran que tras el fallo podrían pedir indemnizaciones equivalentes al montante publicitario que dejaron de percibir y que hubiesen ingresado sin las prácticas cuestionadas a los dos gigantes audiovisuales.

Una de las fórmulas sería una demanda por daños y perjuicios, aunque es pronto para determinar una figura legal, ya que cualquier acción de este tipo tiene un año de plazo a contar de la publicación de la resolución conocida la semana pasada.

Personados en el expediente

Fuentes oficiales de Forta indican a EL ESPAÑOL que todavía no hay ninguna decisión tomada. "Es un asunto que merece una reflexión y un análisis serio", dicen, aunque reconocen que es un tema que está sobre la mesa y que es una posibilidad que se está estudiando. Del mismo modo, y a título personal, hay cadenas autonómicas que creen que esta es una oportunidad que no se debe dejar pasar y presionarán para que las acciones legales salgan adelante.

Recordemos que Forta fue uno de los primeros organismos que se personó en el expediente en febrero de 2018 por considerar que estaba directamente afectado por los hechos que se estaban investigando a Mediaset y Atresmedia. Además de la organización de autonómicas se personaron Intereconomía, Dkiss, la Asociación de Televisiones de TDT y la Asociación de Anunciantes (AEA).

Tras conocerse la resolución de la CNMC, la Forta fue una de las pocas organizaciones que aplaudió la medida. Este fallo "garantiza que se den las condiciones necesarias para que los medios de comunicación audiovisuales puedan ejercer su actividad en el mercado publicitario atendiendo y respetando las normas de competencia de nuestro país", dijo la entidad.

Una resolución que supone "un avance importante para permitir que los usuarios de los servicios públicos audiovisuales autonómicos no se vean privados de la posibilidad de acceder a información comercial de su interés". Finalmente, confiaron en que el mercado "pueda estabilizarse y establecer una relación directa de la audiencia con la inversión publicitaria de los anunciantes".

Demandas de hasta 100 millones

Pero Forta no es la única que está estudiando pedir indemnizaciones. Las pequeñas cadenas de TDT lo estudian y Dkiss de Blas Herrero y confirma que pondrán en marcha acciones legales. En el caso de las pequeñas cadenas de TDT que comenzaron a funcionar en abril de 2016 -Ten, DKiss, Real Madrid TV- se estima que el perjuicio económico y las indemnizaciones solicitadas estarían entre los 70 y los 100 millones de euros.

Estamos hablando de la suma que cada cadena habría dejado de ingresar por la situación de dominio de mercado de Mediaset y Atresmedia, durante este periodo.Una cifra que en cualquier caso es muy difícil de calcular porque no se sabe en qué momento se estableció la situación de dominio ni sobre qué cuota probable de publicidad debería calcularse este dato.

Las pequeñas TDT insisten en que el punto de inflexión se produjo con las fusiones de Antena 3 y La Sexta y Telecinco con Cuatro, es decir a partir del año 2012 cuando se autorizó la última de estas integraciones. Estas mismas cadenas indican que según el fallo de la CNMC deberían, al menos, haber tenido una cuota publicitaria equivalente a su cuota de pantalla.

Larga batalla judicial

Pero todo esto habría que probarlo en los tribunales, ya que los dos gigantes audiovisuales indican que el expediente no demostró que sin las prácticas penalizadas, estas cadenas hubiesen mejorado su facturación en publicidad. De hecho, tanto Atresmedia como Mediaset insisten que el actual reparto publicitario se debe a su fuerte inversión en contenidos y a sus acertadas políticas comerciales.

¿Plazos? Competencia da un año de plazo a cualquier afectado que quiera sumarse a estas eventuales demandas, aunque todo queda en el aire pendiente de la solicitud de medidas cautelares de Atresmedia y Mediaset a la Audiencia Nacional.

De hecho, todo depende de cómo avancen estas apelaciones y la futura recusación del fallo por parte de los dos canales. De esta manera, cualquier juicio que eventualmente favorezca a los pequeños está supeditado al fallo final de la Audiencia y el Tribunal Supremo que no se espera hasta dentro de tres o cuatro años, considerando que tanto Atresmedia como Mediaset están dispuestas a llegar hasta las últimas instancias de apelación.