Isco ante el Celta, en uno de los últimos partidos de  La Liga 2017-2018.

Isco ante el Celta, en uno de los últimos partidos de La Liga 2017-2018. Rodrigo Jiménez EFE

Medios DERECHOS AUDIOVISUALES

Telefónica se queda con los derechos televisivos de La Liga en un contrato de 3.421 millones

  • Javier Tebas adjudica el contrato televisivo por el mayor montante de la historia del fútbol español.
  • Jaume Roures se queda con los bares y con los derechos de comercialización internacional.
  • El precio pagado por los dos operadores es un 15% superior a la subasta adjudicada en 2015.

Telefónica se ha quedado con los paquetes más atractivos de los derechos televisivos del fútbol español para las temporadas 2019-2020 a la 2021-2022, tras la adjudicación de La Liga de Fútbol Profesional (LFP) hecha pública este lunes. El montante total será de 3.421 millones de euros -del que buena parte será costeado por la operadora- lo que le convierte en el mayor contrato televisivo de la historia para los clubes españoles.

Mediapro se ha quedado con el paquete de los bares y con el contrato de agencia para vender los derechos internacionales por unos 480 millones, mientras que Telefónica se ha quedado con los ocho partidos y El Partidazo, los dos lotes más atractivos, por 2.940 millones de euros. Finalmente, Tebas ha impuesto un alza en los precios, inflando la burbuja del fútbol en más de un 15%.

Ha sido una solución intermedia ya que Tebas esperaba recaudar 3.900 millones por estas temporadas, un 47% más. La Liga espera acercarse a estos 400 millones que faltan con los paquetes que todavía quedan por adjudicar, en especial los destinados exclusivamente a Internet, aunque nueve de los diez partidos ya han sido asignados en sus principales ventanas.

750 millones por encima de la anterior subasta

Con todo, el precio que han pagado Mediapro y Telefónica supone abonar 750 millones de euros -250 millones más por temporada- más que en el anterior contrato, todavía en vigor, que se cerró en 2015 por 2.650 millones de euros (1.950 millones Mediapro y 700 millones Telefónica por estos mismos paquetes). La Liga espera recaudar por sus derechos televisivos -incluyendo paquetes secundarios y los derechos en el exterior- cerca de los 6.900 millones de euros.

A favor de Tebas juega que ha logrado superar la última subasta, algo que no ha hecho la Premier League que en su última puja realizada en febrero cuando superó levemente los 5.000 millones de euros, 700 millones por debajo del contrato anterior para sus paquetes más atractivos que finalmente quedaron en manos de  BT y Sky.

Los clubes recibirán este año 1.500 millones de euros por derechos de televisión y 1.700 millones el próximo curso, con lo que el contrato con los operadores se convierte en su principal fuente de ingresos. Si analizamos los ingresos totales de la patronal de clubes vemos que los derechos deportivos han pasado de representar el 30% de la facturación en 2015 hasta el 40% durante la última temporada. Y hay más. De los 901 millones que La Liga ha aumentado sus ingresos, el 67% corresponde exclusivamente a su contrato audiovisual.

Nueva lucha entre las operadoras y Mediapro

La adjudicación de estos derechos abre un nuevo frente de lucha entre las operadoras de telecomunicaciones y Mediapro. La compañía de Jaume Roures lleva meses negociando con Orange, Vodafone y Movistar la adjudicación de la Champions League que se quedó Mediapro en verano pasado por 1.100 millones de euros. Con el paquete más atractivo de La Liga, Telefónica ahora tiene más armas para negociar.

Las telecos se han venido quejando en los últimos meses de los elevados costes del fútbol y de una creciente burbuja, hasta el punto de que Vodafone dejó claro que no entraría en las pujas. El objetivo de Jaume Roures es ahora negociar la Champions con Telefónica, que a cambio tendrá todos los derechos de La Liga.