Maverick Viñales, en el box del equipo Movistar Yamaha en el circuito malasio de Sepang.

Maverick Viñales, en el box del equipo Movistar Yamaha en el circuito malasio de Sepang. Yamaha

Medios

Movistar+ ya negocia la renovación de MotoGP con el patrocinio de Yamaha en el aire

Los dos contratos que unen a Telefónica con el mundo del motociclismo expiran al final de esta temporada.  

Telefónica ha sido una de las compañías que más fuerte ha apostado por el motociclismo en el último lustro. Desde el año 2014 emite el Mundial de MotoGP y todas sus categorías menores gracias a su canal exclusivo en Movistar+. Es también el principal patrocinador del equipo Yamaha, que actualmente cuenta entre sus filas con el histórico Valentino Rossi entre sus filas y con el español Maverick Viñales.

No obstante, los dos contratos expiran este mismo año. Ambos pactos se firmaron con una caducidad de cinco temporadas y este curso toca renovar. Las informaciones confirmadas por EL ESPAÑOL indican que estas dos apuestas siguen, de momento, caminos diferentes. Mientras que Movistar ya ha comenzado a negociar con Dorna los derechos televisivos de los próximos años, la continuidad del patrocinio de Yamaha sigue en el aire.

En el caso de los derechos televisivos, las informaciones recopiladas por este medio indican que ya se han abierto las negociaciones con el dueño de todos sus derechos, Dorna, y que hay buena predisposición de las dos partes por renovar. Pese a ello, las conversaciones están todavía en una fase inicial, por lo que que queda mucho camino por recorrer para confirmar cualquier movimiento.

Derechos claves para el paquete de Motor

El Mundial de MotoGP es parte fundamental del paquete de derechos deportivos premium de Movistar, por lo que desde la operadora quieren renovar, aunque no a cualquier precio. El último trimestre del año pasado ya renovaron los derechos del campeonato de Fórmula 1 -adquiridos en 2015- por los próximos tres años y después de varios meses de negociaciones que fructificaron casi al filo del comienzo de la nueva temporada 2018.

Para Movistar tanto la Fórmula 1 como MotoGP son dos pilares fundamentales de toda su estrategia audiovisual deportiva, unos canales que cobran mucho más valor de cara a los planes de la operadora de lanzar un canal "generalista" de deportes en septiembre de este año, con un equipo humano reforzado y programas de producción propia.

Equipo Yamaha 

En el caso del patrocinio de Yamaha como ‘title sponsor’ hay menos optimismo. Se ha transmitido a los directivos de la marca nipona que hay que esperar a que se resuelva la negociación de los derechos de La Liga de fútbol y de la Champions League para abordar las conversaciones.

La operadora de telecomunicaciones asume que deberá realizar un fuerte desembolso económico si es que finalmente se queda con los derechos del fútbol y, por tanto, prefiere aguardar a que se resuelva este tema para abordar el resto de patrocinios deportivos que tiene comprometidos.

El 25 de junio se cierra el primer plazo de la subasta por los derechos televisivos de la liga española y el 15 de agosto se juega la Supercopa de Europa, el primer partido del paquete Champions League que Mediapro negocia con las 'telecos'.

Repsol y el patrocinio de Honda

Un escenario en que también hay actores externos. Este 2018 también expira el actual contrato de patrocinio de Repsol con Honda, el equipo rival de Yamaha en MotoGP. Para la próxima temporada el equipo japonés ha anunciado el fichaje de Jorge Lorenzo, que compartirá box con el actual campeón del mundo, Marc Márquez.

Con este movimiento, Honda reunirá en el mismo equipo a los dos pilotos que se han alternado el título desde 2012. De hecho, desde 2010 solo Casey Stoner en una ocasión ha interrumpido la racha de los dos pilotos en el campeonato del mundo, un gran atractivo comercial para una marca española, a la que beneficia tener en un mismo equipo a los dos campeones españoles. ¿Podría haber una lucha Repsol y Movistar?