Foto de familia jornada Uteca 2017, con la ex Vicepresidenta de Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Foto de familia jornada Uteca 2017, con la ex Vicepresidenta de Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Medios TELEVISIÓN

Las TDT rebeldes abren la puerta a la Forta para hacer un frente común contra el duopolio

Quince meses después de su nacimiento, la Asociación Española de Televisiones Privadas Digitales Terrestres prepara un ambicioso y revolucionario cambio en sus estatutos. La patronal que agrupa a DKiss, Trece, Real Madrid TV, Vocento y Unidad Editorial propondrá en su asamblea de este martes una reforma que sentará las bases del futuro de la entidad, tras unos meses de dura batalla contra el duopolio publicitario de Mediaset y Atresmedia.

Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, con fuentes de la patronal de las pequeñas TDT, estos nuevos estatutos tienen dos objetivos: el primero es adaptar su normativa a la nueva realidad que se ha abierto tras la puesta en marcha del expediente sancionador contra los dos gigantes audiovisuales por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Esto implica abrir la patronal a las cadenas autonómicas, promover un mercado publicitario competitivo combatiendo el abuso de posición dominante y luchar por la regularización de la tasa de uso del espectro radioeléctrico que cobra Cellnex, para que ésta no se convierta en una barrera de entrada para las televisiones pequeñas.

¿Fin al incendio institucional?

En segundo lugar, se buscará aliviar las tensiones con Uteca, la otra asociación donde estas televisiones están integradas con Mediaset y Atresmedia. Las informaciones confirmadas por este periódico indican que se realizará una propuesta concreta para que la asociación se abstenga de asumir actividades que colisionen con la agenda de la histórica patronal de las televisiones.  

Con ello se intenta poner fin al incendio institucional generado entre las dos patronales desde la fundación de la Asociación Española de Televisiones Privadas Digitales Terrestres. Las pequeñas fundaron su propia asociación al no sentirse representadas por Uteca en su lucha para conseguir un reparto más equitativo de la publicidad en televisión. Un mercado que dominan Mediaset y Atresmedia, con el 95% de la publicidad en abierto con solo el 56% de audiencia.

Una demanda que ataca las entrañas de Uteca, controlada históricamente  por los dos gigantes audiovisuales. En los últimos diez meses esta asociación vive en un estado de guerra permanente: presupuestos no aprobados, amenazas de disolución y proyectos para expulsar a las pequeñas TDT más beligerantes como DKiss, amenazan con resquebrajar la patronal.

Expulsión de DKiss de Uteca

Una situación que  vivió su peor momento cuando la CNMC abrió de oficio la investigación contra Mediaset y Atresmedia por colusión publicitaria y los dos grandes acusaron a las TDT de fomentar esta investigación. Al menos en las últimas cinco reuniones de la patronal Mediaset y Atresmedia han exigido a las pequeñas que disuelvan esta asociación e incluso han propuesto la expulsión de DKiss, la televisión más beligerante contra el duopolio.

Frente a este escenario, la patronal de las pequeñas TDT presidida por Blas Herrero, dueño de DKiss, busca adelantarse a los acontecimientos. Su expulsión de Uteca se tramitará en una reunión de 13 de junio y en la asamblea del 18 de junio, por lo que ofrecer a Mediaset y Atresmedia una señal de entendimiento puede frenar el quiebre definitivo entre las dos entidades. “No volveremos a solaparnos con las funciones de Uteca”, dice una fuente de las pequeñas TDT a este diario.  

No obstante, esto no significa que acabe la lucha contra el duopolio publicitario ya que en estos mismos estatutos se establecerán nuevas prioridades. La primera será mantener como eje fundamental de todas sus actuaciones la promoción de un mercado competitivo en el cual siempre se combata el abuso de posición dominante. Esto supone seguir luchando contra las inequidades del actual modelo publicitario.

Unión con las teles autonómicas

El segundo caballo de batalla será la regularización de la tasa que actualmente pagan las televisiones a Cellnex. Cada cadena en SD (definición estándar) paga 5,1 millones de euros por el alquiler del espacio radioeléctrico, siete millones si la señal es en HD como Real Madrid TV. Esto supone el 60% de los costes anuales de cada cadena pequeña y además significa equiparar este gasto en televisiones que facturan diez veces menos que los gigantes audiovisuales.

Unas demandas en torno a las que las pequeñas TDT buscan unidad con otros actores del sector. El primer paso será abrir la puerta de su asociación a las televisiones autonómicas ya que, según los nuevos estatutos, "cualquier televisión nacional o regional podrá unirse siempre que cuente con el aval de dos de sus socios".

Forta es la única asociación que se ha personado en el expediente contra el duopolio de la CNMC -junto con DKiss e Intereconomía- además de mostrarse públicamente contra del actual reparto del mercado publicitario. Como informó este periódico, la asociación de cadenas autonómicas estudió denunciar a Mediaset y Atresmedia por vulnerar la Ley de Competencia. Coinciden completamente en sus postulados con las pequeñas TDT, por lo que no es descabellado pensar en una alianza contra el duopolio.

Salida de Vocento de la patronal de las pequeñas

Según la nueva normativa, la entrada de nuevos socios encajaría en las sinergias que se impulsarán desde la patronal de las teles pequeñas. Unos acuerdos que pasarían por la posibilidad de realizar producciones en conjunto (series y películas), gestionar sus recursos en bloque y convertirse en actores más potentes frente al duopolio.

Otro de los temas que está pendiente en la reunión de este martes, es la posición de Vocento dentro de la asociación. Algunas fuentes indican que podría abandonarla tras comprometer con Atresmedia y Mediaset su voto -el último que necesitaban- para expulsar a DKiss de Uteca, aunque otras fuentes consultadas indican que no hay ninguna decisión tomada al respecto.