Jaime de Carvajal, en la carrera por la presidencia de Prisa

Jaime de Carvajal, en la carrera por la presidencia de Prisa

Medios

Jaime Carvajal, en la carrera por la presidencia de Prisa

El presidente de EVO Banco, entre los nombres que suenan para ocupar la presidencia no ejecutiva del grupo de medios.

F. Cano

El consejero delegado de Arcano, Jaime Carvajal, exdirector general de Sabadell Banca Privada y presidente no ejecutivo de EVO Banco, está en la carrera para ocupar el puesto de Juan Luis Cebrián como presidente de Prisa y es uno de los nombres que maneja la comisión de nombramientos y retribuciones.

El marqués de Almodóvar del Río, hijo del expresidente del Banco Urquijo y marqués de Isasi, y de María Isabel de Hoyos y Martínez de Irujo, sobrina de la difunta Cayetana de Alba, ha mantenido ya reuniones en este sentido, si bien su nombramiento todavía está lejano ya que deberá ser ratificado por el propio Carvajal y los accionistas de Prisa. Lo sucedido recientemente con la elección de Javier Monzón recomienda prudencia.

Cristina Garmendia reúne el consenso de los accionistas

Como ya contó EL ESPAÑOL, uno de los nombres que cuentan con la aprobación de los diferentes intereses que confluyen en el consejo es el de la exministra socialista Cristina Garmendia, cuya presencia tendría ventajas de cara a la historia del histórico grupo de medios por su perfil de innovación, su condición de mujer y su buena relación con los accionistas involucrados en la operación.

Con un perfil de innovación empresarial que Prisa necesita urgentemente, con contactos en la empresa catalana, políticamente independiente, pero con un pasado en un gobierno socialista que hace un guiño a los lectores históricos de Prisa. Además tiene una buena relación con la vicepresidenta de Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría y es muy respetada en círculos empresariales, donde su trabajo en el mundo de la biotecnología es muy reconocido.

Presidente no ejecutivo

En todo caso, la posición resultante tiene que ser no ejecutiva, teniendo en cuenta que el control del grupo, a todos los efectos, lo mantendrá el consejero delegado, Manuel Mirat, al que los accionistas quieren dar una posición de liderazgo indiscutible.

La idea de que Juan Luis Cebrián se mantenga controlando estrechamente la línea editorial de la compañía para asegurarse el respaldo del Gobierno, que no quiere bandazos en plena crisis catalana, está en el aire, si bien eso supondría atar de pies y manos a la nueva dirección de la sociedad. Lo que sí parece claro es que la ratificación del elegido, en cualquier caso, se producirá en la junta general extraordinaria del próximo 15 de noviembre.

Ampliación de capital de 550 millones

La elección de una figura de consenso para presidir Prisa también va de la mano del compromiso de los actuales accionistas de su suscribir la ampliación de capital por 550 millones que aprobará el consejo de administración el próximo 15 de noviembre. Hasta ahora Prisa había confirmado el interés de solo el 48,4% del capital lo que generó dudas en el mercado.

Telefónica, Santander y Caixabank se sumarán a Amber y a los Polanco con el objetivo de mantener el equilibrio interno en la compañía y sentar las bases de una nueva Prisa, con mayor liquidez, reduciendo deuda... y sin Juan Luis Cebrián. En la próxima junta extraordinaria de accionistas también se aprobará una reducción de capital de 160 millones de euros y el reconocimiento de pérdidas de 2.201,52 millones de ejercicios anteriores.