Oettinger, este lunes en Madrid./

Oettinger, este lunes en Madrid./ Comisión Europea

Macroeconomía

Bruselas alaba la actitud española de aportar más al presupuesto de la UE postBrexit

"Esperamos que la posición constructiva de España influya en el resto de Estados miembros", dice en Madrid el comisario Oettinger, a la búsqueda de un acuerdo unánime sobre el presupuesto 2021-2027.

El comisario europeo para la Planificación Financiera y Presupuestos, el alemán Günther Oettinger, ha calificado este lunes de "muy constructivo y muy pragmático" el enfoque de España sobre el presupuesto que prepara la Comisión Europea para el período 2021-2017, en el que será "necesario" -dijo- que los Estados miembros aumenten su aportación ante la salida de Gran Bretaña "y las nuevas tareas que debe afrontar Europa".

Oettinger se encuentra en Madrid para reunirse con autoridades políticas y parlamentarias como parte de su gira por los Estados miembros para recabar opiniones sobre el futuro presupuesto plurianual de la Unión Europea, que no podrá ser aprobado si no se logra un respaldo unánime.

En un encuentro con la prensa, el comisario explicó que con el abandono de la UE por el Reino Unido "aparece un agujero importante en el presupuesto y, además, tenemos que acometer tareas nuevas como la protección fronteriza o los proyectos de investigación".

"Hay pocos instrumentos para colmar esos agujeros porque la UE no puede incurrir en deudas ni puede aumentar impuestos o recaudarlos", añadió. "Por eso, el enfoque de España es muy constructivo, muy factual y muy pragmático. Y si el Gobierno dice que está dispuesto a aportar más para esos proyectos que son positivos y que aportan valor añadido, eso es constructivo y necesario. Esperamos que influya al resto de los Estados miembros".

Oettinger afirmó que, según sus cálculos, los Estados miembros tendrían que aportar entre un 10% y un 20% más que en la actualidad. Frente a países como Austria, Países Bajos, Finlandia, Suecia o Dinamarca, cuyo "punto de partida" es que el presupuesto comunitario no supere el 1% de la renta nacional bruta combinada de los Estados miembros, "hay más de 15 Estados dispuestos a aportar algo más". "Pero esto es como elegir al Papa: tiene que haber acuerdo. Y con buena voluntad puede haberlo", precisó.

El responsable comunitario de Presupuestos es un firme convencido del "valor añadido" de las inversiones de la UE, cada vez más enfocadas en programas gestionados directamente a escala europea y en ámbitos como la investigación y la innovación, las redes transeuropeas de transporte y de energía, los programas de movilidad de jóvenes y la acción exterior europea. "Agrupar los recursos a escala europea puede conseguir resultados inalcanzables para el gasto a escala nacional. Ése es el valor añadido del presupuesto de la UE", afirman los documentos de la Comisión.

Oettinger asegura que los programas estructurales va a continuar en los próximos años "porque han sido un instrumento importante" para lograr la convergencia entre las regiones más ricas y las más pobres. También garantizó que programas como Erasmus+ (intercambios de estudiantes y profesores) y Horizonte Post 2020 (programas de investigación e innovación a los que en el período 2014-2020 se han destinado 80.000 millones de euros) no van a ser recortados.