A LOS LEONES: Fernández Gallar (OHL) y Petra Axdorff (Ikea)

A LOS LEONES: Fernández Gallar (OHL) y Petra Axdorff (Ikea)

Empresas El merodeador

A LOS LEONES: Fernández Gallar (OHL) y Petra Axdorff (Ikea)

La confianza en la OHL de Gallar toca fondo

OHL no levanta cabeza. La agencia de calificación de crédito Fitch Ratings ha rebajado el rating corporativo y de Deuda Senior no Asegurada de la compañía dirigida por José Antonio Fernández Gallar de B+ a CCC+ con perspectiva estable. Lo que hunde aún más la calificación de la empresa en el denominado bono basura.

Tras el catastrófico 2018 firmado por la empresa, la primera mitad de 2019 sirvió para estabilizar sus cuentas. Una recuperación que los analistas siempre han calificado de frágil argumentando que la empresa necesitaba mejorar sensiblemente su captación de carga de trabajo.

Pese a que antes del verano algunas señales parecían indicar que la empresa había encontrado la senda de la recuperación, durante el último mes todo se ha vuelto a torcer. El indicador más claro de esta tendencia lo encontramos en el la caída del valor de su acción por debajo del euro. En concreto, OHL acumula un 15% de caídas en este periodo.

Y es que, octubre está siendo un mes para olvidar. A comienzos de este mes, el Alto Tribunal de Londres rechazó un recurso de OHL, lo que da luz verde a Qatar para reclamar 1.134 millones a la compañía. Una circunstancia que, de confirmarse, pondría a la empresa en verdaderos aprietos ya que tendría graves problemas para hacer frente a esa cuantía. Con tres cuartas partes de año consumidas, OHL cada vez está más lejos del cambio de rumbo que tanto necesita. 

Axdorff debe evitar que comer en Ikea sea 'la bomba'

Petra Axdorff lleva poco más de un año como máxima responsable de Ikea Ibérica. Una tarea nada sencilla pero en la que los resultados económicos acompañan. No así los valores nutricionales de la comida del gigante de la decoración sueco. La nutricionista que acompañó a EL ESPAÑOL a comer a Ikea fue contundente: merece un suspenso. 

Aunque la web ofrece distintas opciones que permitirían hacer una comida saludable, la realidad es que a media tarde fue realmente complejo hacer un pedido que permitiera una alimentación sana. Un aspecto que en una sociedad donde la obesidad y el aumento de enfermedades relacionadas con ella está a la orden del día, debería ser cuidado al detalle por Ikea y por el resto de grandes cadenas. 

Lograr una alimentación saludable es una tarea de todos: desde cada persona como individuo a las grandes cadenas que ofrecen comidas pasando por los restaurantes. Es necesario corregir hábitos alimenticios para evitar una sociedad enferma. Nuestra salud lo agradecerá. Así que Adorff tiene ya una tarea pendiente: intentar corregir esos detalles y procurar que en todo momento Ikea ofrezca comidas saludables para niños y mayores. 

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Una de las tiendas de Stradivarius.

Stradivarius, la empresa familiar catalana que no siempre estuvo en manos de Amancio Ortega

Siguiente