Una turista asiática de compras.

Una turista asiática de compras.

Empresas TURISMO

Las claves para que España se consolide (de una vez) como un destino turístico de calidad

Está proliferando la llegada de un turista latinoamericano de alto poder adquisitivo que demanda experiencias distintas a las de los orientales. 

Noticias relacionadas

España lleva varios años tratando de posicionarse como un destino de turismo de calidad, principalmente enfocado a las compras y al mercado asiático, que lidera el ticket medio en la adquisición de productos durante sus vacaciones. Pero ahora están proliferando otros mercados con alto poder adquisitivo y cuya forma de ser y demanda de experiencias no tiene nada que ver con el oriental. Se trata del latinoamericano, principalmente procedente de México, Colombia y Brasil.

Un auge que pone a España ante un nuevo reto si quiere mantener la segunda posición en el ranking de los principales destinos por ingresos, con 90.000 millones de euros en 2018, con distintos mercados. Este es diversificar sus servicios.

El desafío pasa por “cambiar las estrategias durante todo el año” para crear un nuevo servicio para estos turistas y “contentarlos”, ha explicado el Senior Retail Director de Value Retail Spain, Carlos Santana, este martes en el V Shopping Tourism and Economy Summit Madrid. Y es que como ha explicado “todos (los turistas) tienen diferentes necesidades”.

Ante esto, el primer paso es diversificar a los mercados por sus preferencias a la hora de viajar y su cultura, ya que todos quieren sentirse como en casa y que les traten de acuerdo a su forma de ser. Es decir, "darles un entorno que les invite a gastar", añade Santana, ya que si este no les satisface, reducen el gasto considerablemente o incluso dejan de comprar. 

Una decisión con la que están de acuerdo otros profesionales del sector, como la Directora General de Comercial, Inmobiliario y Desarrollo Internacional de Aena, María José Cuenda, quien en el mismo evento también abordó la necesidad de “segmentar al viajero para satisfacer sus necesidades”.

El siguiente paso es personalizar los servicios de cara a las necesidades de cada mercado ya que esta es la pieza clave que atrae al turista que más gasta. Esta personalización debe estar vinculada a su experiencia y a la vez, debe estar “adaptada a sus necesidades y expectativas”, ha añadido la Socia Fundadora Honorífica de Madrid Luxury District, Inmaculada Pérez.

El cómo se le trata y cómo se le emociona es un elemento diferencial para ellos y que da más valor al producto, aseguran los expertos. Para ello, se están poniendo en marcha eventos y programas que potencian la experiencia del viaje. Uno es el que organiza Madrid Luxury District y que consiste en llevar a los turistas a un espacio en el que están presentes todas las firmas de lujo y personal de la casa que les explican la historia de la marca.

Tanto es así que los comercios españoles están cambiando sus hábitos, como por ejemplo, vender ropa de invierno en verano. Esto ocurre en Palma. Y es que, como ha explicado Cuenda, en el aeropuerto de la ciudad se ubica la tienda que más pieles vende en verano. 

El mercado latinoamericano

Además de ser uno de los que más dinero se dejan en España, el turista latinoamericano también es uno de los que más viaja a nuestro país. Según la directora de Aena, supone alrededor del 26% del tráfico de los aeropuertos españoles y crece alrededor de un 26% interanual.

Un aumento que, al igual que ha ocurrido con el turista asiático, tiene su origen en la mejora de la conectividad aérea de estos países con Europa en los últimos años. Una mejora a la que han contribuido Iberia y Air Europa.

Y es que las dos aerolíneas están llevando a cabo una fuerte apuesta por aumentar su presencia en la región. En el caso de Air Europa, espera aumentar en un 25% sus plazas a Latinoamérica y negocia la apertura de nuevas rutas, entre las que se encuentra las que enlacen España con Cartagena de Indias y San José.

En definitiva, el objetivo es alinear la experiencia durante todo el viaje, empezando por mejorar la conectividad y trabajar conjuntamente los hoteles y las tiendas para que se vayan con el mejor recuerdo y con un ticket de compra más alto.