Camión de reparto de pan Bimbo, en una imagen de archivo.

Camión de reparto de pan Bimbo, en una imagen de archivo.

Empresas DISTRIBUCIÓN

Bimbo se rinde ante Mercadona: le venderá pan de molde tras comprar la fábrica de Siro en Paterna

El grupo mexicano refuerza su apuesta por la marca blanca de la mano del gigante valenciano de los supermercados.

Si no puedes vencer a tu enemigo, únete a él. La semana pasada Bimbo anunció un ERE para despedir a 290 trabajadores en su filial que fabrica los populares donuts, un expediente que se justificaba por la proiliferación de los productos de marca blanca y la irrupción de Mercadona como primer actor del mercado de venta de bollería.

Este ‘efecto Mercadona’, sumado a una mala gestión económica y a hábitos de vida más saludables sumieron a Bimbo Donuts Iberia en una crisis que le llevó de facturar más de 600 millones en 2009 hasta los 201 millones en 2017. Un periodo en el que la empresa acumuló pérdidas de varios centenares de millones de euros.

¿Y qué ha hecho Bimbo? Pues comprar una fábrica del grupo Siro, el principal proveedor de Mercadona de pan de molde, bollos salados y dulces y galletas. En concreto, han cerrado la adquisición de la fábrica de Paterna (Valencia), dedicada a producir pan de molde y bollos salados. En esta fábrica no se producen donuts, pero la operación queda abierta ya que la intención de Siro es quedarse solo con su negocio de venta de galletas.

Cerealto Siro Foods (matriz de Galletas Siro) alcanzó un acuerdo de compraventa de la fábrica de Paterna (Valencia) con Bakery Iberian Investments, filial de Grupo Bimbo. La operación está sujeta todavía a la autorización de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC).

Nuevo interproveedor de Mercadona

De esta forma y en caso de concretarse la compraventa, la nueva empresa se constituiría como negocio independiente dentro del grupo y asumiría la producción que hasta la fecha realiza Cerealto Siro Foods en dicha planta, dedicada a la elaboración de pan de molde y bollería salada para Mercadona bajo la marca Hacendado. De hecho, Mercadona es el principal cliente y destino de más del 80% de su producción.

Por su parte, Cerealto Siro Foods sigue con el proceso de negociación para cerrar la venta del resto del negocio de pan, y específicamente, de la planta de Antequera (Málaga), y de bollería, en concreto de las fábricas de Briviesca y Medina (Castilla y León), y Navarrés (Comunitat Valenciana).

La fábrica de Paterna es clave dentro de la estrategia de Juan Roig de confiar sus productos estrella a plantas del tejido productivo valenciano. De hecho, de la mano de Mercadona, Siro se hizo fuerte e incluso llegó a comprar tres plantas a Bimbo en 2009. Ahora la estrategia parece que es la inversa, una década después.

En julio de 2015, la multinacional mexicana Bimbo (que años antes había adquirido también a la Bimbo española) llegó a un acuerdo con Oaktree -el fondo de inversión propietario de Panrico- para la adquisición del 100% de sus acciones por 190 millones de euros. Una estrategia de expansión para hacerse con el control del mercado del pan y la bollería industrial en España.

Diversificación de Siro

Un proceso de crecimiento precisamente empañado por el grupo Siro, que de la mano de Mercadona se ha quedado con la mayoría del mercado de marca blanca de pan de molde, galletas y bollos. Grupo Siro es el proveedor de Mercadona desde 2004 con lo que se asegura la venta de sus productos en el 24% de todos los supermercados españoles.

De hecho, más del 80% de sus ventas (241 millones en 2018) corresponden exclusivamente a la cadena de supermercados valenciana con la que mantiene un crédito del que todavía le quedan por pagar más de 60 millones de euros. Siro también firmó un acuerdo con galletas Cuétara en 2017, lo que ha permitido consolidar su posición de proveedor dominante del mercado.