Gonzalo Gortazar, CEO de Caixabank en una imagen de archivo.

Gonzalo Gortazar, CEO de Caixabank en una imagen de archivo.

Empresas BANCA

Caixabank acelera su transformación para adaptarse a la nueva política monetaria

El CEO de la entidad, Gonzalo Gortázar, se ha reunido con inversores para explicarles nuevos objetivos. 

Primeros efectos de la nueva política monetaria fijada por el Banco Central Europeo (BCE). Caixabank pisa el acelerador para transformarse y adaptarse mejor a un escenario en el que los tipos de interés van a seguir por los suelos durante una larga temporada. Para ello ha decidido adelantar los recortes de costes y la reconversión de su red de oficinas.

Según ha explicado el CEO de la entidad, Gonzalo Gortázar, a los inversores en un encuentro organizado por Bank of America Merrill Lynch, la intención del grupo es buscar “iniciativas que permitan mantener el nivel operativo”. Si hasta ahora la idea era que el incremento de los costes recurrentes fuera del 5% para este año, tras la nueva revisión se sitúa en el 3%.

Esa disminución se conseguirá gracias al plan de bajas incentivadas acordado con los sindicatos, pero también a la negociación del nuevo Convenio Colectivo que ya está en marcha. Así mismo se están buscando nuevos acuerdos con proveedores y una revisión de los gastos generales y estructurales. El objetivo es implementar nuevas medidas para revertir el coste que el Banco Central Europeo le cobra a la entidad por depositar dinero de sus clientes.

Reconversión en 'Stores'

Gortázar también trasladó a los inversores que Caixabank va a acelerar la reconversión de sus oficinas en Stores. Ya no será en 2021 cuando la entidad disponga de 600 sucursales de este tipo, se adelanta al año 2020, que coincide también con el cierre de oficinas tradicionales que pasarán de 4.219 a 3.640.

Así mismo, tal y como aparece en la comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Caixabank explica que su modelo de negocio se adapta bien a un entorno de tipos bajos. En especial porque está creciendo en el negocio de préstamos a empresas (4% en el primer semestre); préstamos al consumo (un 8% en seis meses) y también en el negocio de pagos en comercios, un 38% entre enero y junio.

Gestión de activos

Caixabank avanza también en materia de gestión de activos y venta de seguros. Áreas en las que los ingresos se han ido recuperando con el paso de los meses. De hecho, generan ganancias “estables” en cuota de mercado y suponen la “evidencia del éxito comercial” de la entidad.

El banco insiste en que éstas áreas darán más de una alegría en los resultados del segundo semestre del año en términos de ingresos. Las acciones de la entidad cerraron este martes en los 2,34 euros con una caída de un cuarto de punto. En el último mes los títulos de Caixabank se han revalorizado un 15%.