Luis del Rivero, ex presidente de Sacyr.

Luis del Rivero, ex presidente de Sacyr.

Empresas

Del Rivero se presenta como víctima de seguimientos encargados por La Caixa y Repsol

El expresidente de Sacyr afirma estar "vacunado" de los escándalos sobre encargos a Villarejos por empresas españolas.

Noticias relacionadas

El expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, se ha presentado como víctima de continuos seguimientos del excomisario José Manuel Villarejo por parte del Ibex 35. Entrevistado por la televisión vasca ETB2 en un reportaje sobre FG y BBVA, el ingeniero murciano ha afirmado estar ya "vacunado" de las prácticas de Cenyt.

Del Rivero se ha referido a los supuestos seguimientos que La Caixa y Repsol encargaron a Villarejo cuando protagonizó un enfrentamiento con la petrolera entre los años 2011 y 2012.

Estando al mando de Sacyr, del Rivero intentó aliarse con Pemex para hacerse con el control del Repsol. Sin embargo, Antonio Brufau fue capaz de detener ese movimiento y poco después, del Rivero abandonó la presidencia de Sacyr.

Esa batalla empresarial tuvo lugar años después de su frustrado intento de hacerse con el control de BBVA que habría motivado el seguimiento y escuchas de Cenyt en 2004.

Sin embargo, del Rivero cuenta cómo conoció esos seguimientos antes que las supuestas escuchas, coincidiendo con la publicación en El Confidencial de la existencia de esos encargos de Repsol y su accionista de referencia, La Caixa, a Villarejo.

"Cuatro meses antes me había enterado que me habían seguido La Caixa y Repsol", ha denunciado al ser preguntado por cómo se sintió al enterarse de las presuntas escuchas de Cenyt encargadas por BBVA.

Con estas declaraciones, el expresidente de Sacyr sigue lanzando dardos contra todo el Ibex 35. Ya en otra entrevista concedida a El Mundo señaló a Telefónica como cooperadora de Villarejo para organizar las escuchas de las que habría sido víctima.

Sin embargo, hasta la fecha Del Rivero solo se ha querellado contra BBVA, su consejo y su expresidente, Francisco González, por los presuntos seguimientos y escuchas.

Según la documentación que investiga la Audiencia Nacional, la empresa del excomisario José Manuel Villarejo fue contratada por BBVA para seguir al entonces presidente de Sacyr en 2004, coincidiendo con su intento de asalto al banco.

Una operación empresarial que habría contado con el apoyo de la Oficina Económica de La Moncloa en tiempos de Miguel Sebastián. También con el capital de las familias de Neguri que habían abandonado el consejo en 2001, después de que FG destapara el escándalo de los fondos de Jersey y el pago de pensiones con dinero fuera de España a 22 consejeros del banco de origen vasco.

Papel de Caruana

Según narra del Rivero, su ambición de hacerse con el control de BBVA fue frenada con la ayuda del gobernador Jaime Caruana. El Banco de España -que fue una pieza clave en el escándalo de los fondos de Jersey- se negó a reconocer como significativa la su participación del 5%.

El empresario murciano asegura que su intento de hacerse con el BBVA no fue una operación política, hasta que FG lo convirtió en eso. "Como él llego por políticos pensaba que se podría entrar o salir con los políticos", asegura en el reportaje de la televisión pública vasca.

Las intrigas de lo sucedido en aquellos años están cerca de ser parcialmente desveladas, puesto que el juez que lleva el caso, Manuel García-Castellón, ultima el levantamiento del secreto de sumario sobre sus pesquisas del caso 'BBVA-Cenyt'.