Un concepto de los trenes de CAF.

Un concepto de los trenes de CAF.

Empresas

CAF consigue un contrato con los ferrocarriles franceses valorado en 700 millones de euros

Fabricará 28 unidades para la SNCF que prestarán servicio en las líneas que unen París con Clermont-Ferrand y París con Limoges y Toulouse.

Noticias relacionadas

CAF suma y sigue. El fabricante ferroviario se ha adjudicado un contrato de 28 unidades múltiples de media y larga distancia para la SNCF, el operador ferroviario público francés, valorado en 700 millones de euros.

Los trenes se utilizarán en las líneas que unen París con Clermont-Ferrand y París con Limoges y Toulouse. El encargo incluye, además, opciones por un máximo de 75 trenes en tramos opcionales de los que 15 podrían prestar servicio en el eje Burdeos Marsella.

El Comité de Compromisos de SNCF Mobilités anunció su decisión el 18 de septiembre y, a la luz de los resultados de la licitación, ha considerado que el constructor de CAF es el adjudicatario preferente que se propondrá a la consideración del Consejo de Administración de SNCF Mobilités el 24 de octubre de 2019.

Según un comunicado de la propia SNCF "la oferta de CAF se ha revelado como la mejor de acuerdo con los criterios de prestaciones técnicas, innovación y coste".

Estas unidades múltiples eléctricas están especialmente diseñadas para media y larga distancia en las líneas "clásicas" de la red ferroviaria nacional francesa. Podrán alcanzar una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora. Estas unidades cuentan con asientos ergonómicos, acceso autónomo para todas las personas de movilidad reducida desde los andenes y dentro del tren, Wi‐Fi, enchufes y puertos USB, espacios para diez
bicicletas y espacio logístico para catering distribuido en carritos de calidad.

El nuevo material rodante entrará en circulación a partir de 2023. Reemplazará progresivamente los trenes Corail y sus locomotoras, que en algunos casos tienen más de 40 años. Desde la SNCF señalan que "se trata de un salto cualitativo decisivo para los millones de viajeros que se benefician de estas líneas todos los años".

Creación de 250 puestos de trabajo

En caso de que el Consejo de Administración valide la elección de CAF como adjudicatario preferente, los trenes Intercity se fabricarán en dos plantas industriales: Bagnères‐de‐Bigorre en los Altos Pirineos, y en la planta de CAF de Beasain. La planta de Bagnères‐de‐Bigorre perteneció anteriormente a Soulé  compañía ferroviaria fundada en 1862 y adquirida por CAF en 2008. Se convertiría en un verdadero "campus industrial" formado por una fábrica moderna y un centro de formación.

El número de empleos directos podría multiplicarse por tres, pasando muy rápidamente de 100 a 350 personas. Se construirían talleres nuevos en una superficie de 11.000 metros cuadrados como parte de un proyecto de renovación total de 20.000 metros cuadrados.

Esta renovación tendrá asociada una inversión de más de 30 millones de euros en Bagnères por parte de CAF. En total, se crearían varios cientos de empleos indirectos para este proyecto tanto por parte del fabricante ferroviario como en por sus proveedores franceses.

En palabras de Agnès Ogier, portavoz del Grupo SNCF: "Es una gran noticia para todos los viajeros en estas líneas de media y larga distancia que proporcionan equilibrio territorial. Los viajeros esperaban con impaciencia la sustitución de los trenes, y de esta forma, podrán beneficiarse de un material de muy alta calidad, nuevo, fiable y confortable".