precauciones compras online

precauciones compras online

Empresas

Tu tarjeta ya no basta para pagar por internet: así empezarás a comprar desde este sábado

Necesitarás el DNI y un código de seguridad para efectuar las transacciones.

Noticias relacionadas

La revolución de los pagos llega este sábado a Internet. Se pone en marcha la nueva norma que los regula, la PSD2, con la que se busca aumentar la rapidez de las transacciones y, al mismo tiempo, incrementar la seguridad para los usuarios. Para ello, a partir de ahora los comercios online van a exigir un doble factor de autenticación para que puedas hacer tus compras.

PSD2 exige identificar a los clientes con, al menos, dos de los tres métodos posibles. Viene basado en algo que soy, algo que tengo y algo que sé. Por ejemplo, una clave que conoces y un mensaje de texto al móvil. Un pin o una pregunta de seguridad o, incluso, una autenticación a través de huella dactilar o reconocimiento facial y un pin.

El nuevo sistema va a permitir que, a través de tu número de móvil o usando tu DNI, puedas efectuar una transacción -por ejemplo- en Amazon o El Corte Inglés. ¿Por qué? Porque el comercio estará conectado directamente con los bancos gracias a que la normativa les obliga a dar acceso a los datos de los clientes a todos los actores que permitan hacer pagos.

De este modo se eliminan las llamadas ‘pasarelas’ (Visa o Mastercard). Es decir, esa ventana a la que nos remitían dentro de nuestro banco a la hora de hacer un pago. Ahora todo queda en el entorno del establecimiento.

Gracias a este sistema se eliminan las tarjetas de crédito en internet, y ese engorroso trámite de introducir los dígitos y el CVV (que hasta ahora era el código de seguridad). No sólo eso, es que ya no se consideran como elementos válidos de control. Algo que ocurre también con las famosas tarjetas de coordenadas que todas las entidades financieras nos han dado durante años.

Sí que podremos seguir empleando las tarjetas de crédito en los comercios, aunque ahí se aplicará también la doble autenticación a los pagos superiores a los 50 euros a través de contactless (o más de 5 operaciones sin introducir un código de seguridad). También quedarán exentos los pagos en peajes y párkings no atendidos, así como suscripciones regulares como HBO o Netflix.

La normativa PSD2 busca evitar los fraudes. El usuario será responsable de los problemas que haya en pagos de hasta 50 euros; a partir de ahí olvídate porque ya no será culpa tuya si no del comercio en el que se hayan efectuado las compras. También cambiará la forma de acceder a los bancos, para lo que se va a pedir la doble autenticación. Eso sí, sólo lo hará cada 90 días.

En principio este 14 de septiembre es la fecha límite para que entidades financieras y comercios se adapten a la nueva normativa. Sin embargo, el Banco de España (BdE) ya ha dicho que va a negociar con los distintos operadores de pago y comercios para darles una moratoria en caso de que no lleguen a tiempo para adaptarse. De hecho, ya son muchas las entidades que han solicitado una ampliación.

Los bancos llevan semanas avisando a sus clientes de la puesta en marcha de esta nueva normativa, la PSD2, ya que a ellos también les afectará a la hora de autenticar a sus clientes. Los accesos tendrán que hacerse también a través de una doble comprobación. Además, exige que apliquen el llamado Open Banking con el que facilitar a terceros el acceso a los datos de sus clientes.

Es el caso, por ejemplo, de las fintech. Aplicaciones como Fintonic, pensadas para ayudar a gestionar gastos y ahorrar a los usuarios, podrán tener acceso directo a los datos de sus clientes en el banco. De este modo, se busca incrementar también la competencia .