Foto montaje de un supermercado Dia&Go, Mi Alcampo, Carrefour Express y Mercadona.

Foto montaje de un supermercado Dia&Go, Mi Alcampo, Carrefour Express y Mercadona.

Empresas DISTRIBUCIÓN

Las razones de Mercadona para no apostar por los formatos de proximidad

La cadena de supermercados no sigue la tendencia de otros distribuidores.

Noticias relacionadas

Mercadona no quiere competir con Dia&Go, Carrefour Express o Mi Alcampo. Así lo confirman fuentes de la cadena valenciana de supermercados que aseguran que no entra en sus planes apostar por formatos de proximidad con tiendas más pequeñas.

Mientras sus competidores buscan sacar rendimiento a este tipo de establecimientos, situados en zonas céntricas con platos preparados, en ocasiones cafetería, y con un surtido más limitado, Mercadona apuesta por tener tiendas más grandes, ofrecer más variedad y optimizar sus procesos.

Un ejemplo de ello es Listo Para Comer. La cadena valenciana está remodelando tiendas por todo el país para incorporar comida preparada. Mercadona está destinando un 5% de su inversión a este proyecto. La cadena se va a gastar 120 millones de euros en llevar sus platos a 250 supermercados.

Pero al contrario que otros distribuidores, Mercadona no considera diseñar un formato específico de establecimiento donde poner a la venta este tipo de productos, si no que ha apostado por remodelar sus tiendas, dotarlas de mayor espacio e incorporar Listo Para Comer al surtido de algunos de sus supermercados.

La compañía que preside Juan Roig está centrada en convertir sus supermercados en eficientes. En marzo, Mercadona contaba con 400 tiendas con el modelo de “Nueva Tienda Eficiente” y espera reformar otras 400 a lo largo de este año y 200 más anualmente hasta llegar a las 1.600 en 2023. Por eso, explican las mismas fuentes, no tiene sentido para la cadena apostar por otro formato de establecimiento.

Se trata de un tema de estrategia. Mercadona está centrada en la optimización de sus procesos y abrir un tipo de tienda nuevo para la cadena supondría destinar recursos y empezar de cero.

Eficiencia y logística

En la misma línea, la compañía está desplegando sus centros logísticos y colmenas, un sistema que permite a Mercadona ahorrar costes al no preparar los pedidos desde los supermercados. Este modelo ha permitido a la cadena de supermercados servir 800 pedidos al día y obtener una facturación superior a los 2 millones de euros en la colmena abierta en Valencia.

A mediados de junio, Mercadona puso en marcha la colmena en Barcelona y espera iniciarlo en Madrid a finales de este año o a principios de 2020. Más adelante llegará a A Coruña, Bilbao, Zaragoza, Palma, Alicante, Murcia, Sevilla, Málaga y Las Palmas.

Inmersa en un proceso de transformación digital, la cadena está priorizando su canal online y la reforma de sus establecimientos a crear un nuevo formato de tienda como lo han hecho sus competidores.

Internacionalización

Mercadona es el líder de cuota de mercado en España con un 24,9%, muy por encima de Carrefour que obtuvo un 8,4% en 2018. Ahora, los de Roig quieren seguir creciendo pero prefieren hacerlo fuera de nuestras fronteras. La cadena valenciana ha aterrizado en Portugal donde tiene previsto invertir más de 100 millones de euros este año.

Los planes puestos en marcha por la compañía dejan claro que los nuevos formatos no entran en la hoja de ruta de Juan Roig para hacer que Mercadona siga creciendo.