Laurent Paillasot, CEO de Orange España, durante el 20 aniversario de la compañía.

Laurent Paillasot, CEO de Orange España, durante el 20 aniversario de la compañía.

Empresas TELECOMUNICACIONES

Orange España facturó 1.318 millones hasta marzo tras perder 56.000 clientes convergentes

La facturación de la operadora creció un 0,4% con caída en los ingresos por móviles y crecimiento leve en el resto de negocios.

Noticias relacionadas

Orange España facturó 1.318 millones de euros entre enero y marzo de este año, según ha comunicado este martes su matriz en Francia al regulador local. En términos generales el comportamiento de la compañía en nuestro país ha sido plano ya que sus ingresos apenas han crecido un 0,4% en términos comparables. La dura guerra comercial ha pasado factura a la operadora.

Los ingresos por servicios (los residenciales) llegaron a los 953 millones de euros, lo que supone un leve crecimiento del 0,7% si se comparan con el primer trimestre del año pasado. Del mismo modo, los ingresos por paquetes convergentes llegaron a los 530 millones, un 1,2% más en términos comparables. 

La facturación por el negocio móvil llegó a los 296 millones de euros, esto es una caída del 1,4%. Los ingresos solo por fibra llegaron a los 125 millones, un crecimiento homogéneo del 2,5%. Por su parte, los ingresos mayoristas llegaron a los 210 millones, disparándose un 17,7% en términos comparables. Por el contrario, las ventas de equipos llegaron a los 155 millones, una caída del 17,1%.

Estos datos son una buena radiografía del comportamiento del mercado durante el primer trimestre de este año. Cae la facturación por móvil, debido a la guerra del bajo coste que exige menores precios para poder captar y retener clientes, mientras que crecen los ingresos convergentes pese a la pérdida de clientes en este segmento, lo que se explica porque Orange ha logrado ganar clientes que pagan más por sus servicios que los que ha perdido. 

Evolución de los clientes

Orange finalizó el trimestre con un total de 20.319.000 clientes, de los cuales 16.187.000 son de telefonía móvil y 4.133.000 de banda ancha fija. Más del 84% de los clientes de este último segmento –3.082.000- ya tienen servicios convergentes.

No obstante, la compañía redujo sus clientes convergentes hasta los 3.082.000, desde los 3.138.000, 56.000 menos en la comparativa interanual. No obstante, se experimentó un crecimiento hasta los 58,1% del ingreso por cliente (ARPU), un 0,7% más. En el caso de los clientes móviles, llegaron a los 16.187.000, un leve crecimiento frente a los 16.079.000 del primer trimestre del año.

Del mismo modo, los clientes de banda ancha también se redujeron desde los 4.139.000 hasta los 4.133.000, aunque en fibra se dispararon hasta rozar los tres millones: 2.997.000 frente a los 2.428.000 del primer trimestre del año pasado. El ARPU de los clientes solo fibra bajó desde los 31,8 euros hasta los 31,3 euros.

Finalmente, la política de apostar por la televisión ha dado sus frutos tras ganar 64.000 abonados en un año, hasta los 705.000, nuevo récord histórico para Orange Televisión. Desde comienzos de año, la operadora integró Netflix en sus ofertas convergentes.

Acuerdo con Vodafone para compartir redes

Respecto de la ampliación del acuerdo con Vodafone firmado la semana pasada y que busca compartir redes fijas y móviles y allanar el camino para la llegada del 5G, la operadora francesa ha indicado que este proyecto generará ahorros brutos de 800 millones de euros en diez años, pero implican una inversión inicial de unos 300 millones en cuatro años, incluyendo 100 millones este 2019.

Como ha podido confirmar este periódico, el ahorro con este acuerdo entre Orange y Vodafone será de entre el 35% y el 40% en el coste de equipos de radio en el despliegue de 5G.  En el caso de Vodafone, el ahorro se estima en los 600 millones de euros en diez años en Capex y Opex.