El presidente de Inditex, Pablo Isla, durante la presentación de resultados.

El presidente de Inditex, Pablo Isla, durante la presentación de resultados.

Empresas DISTRIBUCIÓN

Inditex (Zara) reinventa las tiendas XL para dar 'la talla' en Internet

La compañía que dirige Pablo Isla está implementando cambios en sus locales para aprovechar mejor el espacio en tienda.

Arteixo (A Coruña)

Noticias relacionadas

Inditex insiste en que su modelo de negocio tiene que ser integrado; es decir, que las tiendas físicas y la tienda online tienen que ir de la mano. Una concepción del negocio que tiene varios efectos, pero que encuentra uno de los más destacados en cómo están cambiando las tiendas del grupo.

La compañía que dirige Pablo Isla necesita, sobre todo, tiendas más grandes. De ese modo, en el local pueden implementarse mejoras como el Punto de Entrega Online, que necesita de gran espacio en tienda, y, sobre todo, la instalación del almacén integrado. Este almacén, ubicado en la trastienda del local, es un almacén común, sí, pero Inditex se ha propuesto incorporar en ellos una novedad: un puesto de preparación de pedidos online

De este modo, los pedidos que se realicen vía web tienen dos vías para ser abastecidos: desde el almacén tradicional o desde las propias tiendas. "Con esto ganamos tiempo y servicio", explican fuentes de Inditex, que detallan que es un algoritmo el que determina de dónde debe salir el pedido realizado por el cliente. Aunque llevan algún tiempo ensayando este sistema, de momento son las tiendas de Zara, Massimo Dutti y Bershka las que cuentan con un puesto como este. La idea, apuntan desde el gigante textil, es que para 2020 la red de tiendas esté "plenamente integrada".

Este tipo de iniciativas demandan, por tanto, más espacio en tienda. Una política que la compañía comenzó a poner en marcha en 2012, pero que en los últimos años se ha visto incrementada conforme las innovaciones llegaban a los locales. Así, durante el ejercicio 2018, la superficie comercial neta del grupo aumentó un 5%, algo que desde la cadena atribuyen a la incorporación de nuevo espacio y la ampliación y reforma de parte del existente. 

Tiendas grandes que absorben a pequeñas

Durante la presentación de resultados del grupo, realizada este miércoles en la sede de Inditex, Isla explicaba que, para ello, han tenido que llevar a cabo una política de "absorción" de tiendas pequeñas.

"Son tiendas que en el pasado cumplieron su finalidad y ahora no son tan relevantes para nosotros como compañía", aseguraba el presidente del gigante textil, que ponía como ejemplo el nuevo Zara de Bilbao, que ha absorbido otras tres tiendas pequeñas ubicadas alrededor. "Es una apuesta por tiendas más relevantes. En el caso de Bilbao, toda la plantilla del resto de tiendas pudo pasarse a la nueva", apuntaba.

En esta optimización de espacio comercial durante el año 2018, Inditex ha puesto en marcha 370 aperturas, 355 absorciones y 226 reformas que incluyen 112 ampliaciones. Al cierre del ejercicio, Inditex operaba un total de 7.490 tiendas en 96 mercados, frente a las 7.475 del ejercicio anterior.

Así, según los datos recabados por la compañía, las nuevas aperturas del pasado ejercicio tienen un tamaño medio un 39% superior al de las tiendas que se abrieron en 2012. En el caso concreto de Zara, el crecimiento de la superficie media de nuevas tiendas es del 50%, ahora situada en 2.148 metros cuadrados.

Toda una serie de cambios que vienen motivados por un aumento evidente de la demanda online: en 2018, esta vía supuso al grupo un 12% de su facturación.