Dos jóvenes en un restaurante.

Dos jóvenes en un restaurante. Pixabay

Empresas RESTAURACIÓN

Diciembre tiró de los restaurantes españoles, que vendieron más en 2018

Más de la mitad de las ventas del sector provinieron de restaurantes de servicio rápido como bares, cafeterías y envío a domicilio.

Parece que no toca techo. La restauración en España sigue viviendo una de sus mejores épocas; eso sí, ya crece de una manera ligeramente más moderada. Este año, diciembre ha salvado las cuentas.

Así se desprende de los datos recabados por la consultora The NPD Group, que recogen que, durante 2018, la restauración en España facturó 36.763 millones de euros, lo que se traduce en un incremento del 2,1% respecto al año anterior. 

En un momento en el que la recuperación del consumo parece evidente en todos los sectores, el de la restauración ha cumplido su cuarto año de crecimiento consecutivo. El de este año, algo más moderado que el del año anterior, cuando aumentó un 2,5%.

Para los expertos de la consultora, diciembre ha tenido en estas cifras gran protagonismo. Según Vicente Montesinos, director de The NPD Group en España, el avance en la facturación ha sido posible por el "buen comportamiento" del mes de diciembre, que, explica, contribuyó el "débil desempeño" de los trimestres centrales del año; es decir, primavera y verano. 

Creen los analistas que el crecimiento de este mercado está directamente relacionado con el consumo de jóvenes y adultos trabajadores, los consumos funcionales y de impulso, los consumos de mañana y, especialmente, en días de diario, y el consumo fuera de los establecimientos (para llevar y envío a domicilio).

Arriba los bares y el envío a domicilio

La facturación adicional en 2018 se situó en 740 millones de euros. De esta cifra, más de la mitad provino de los restaurantes de servicio rápido, que son los bares, cafeterías, establecimientos de comida rápida y envío a domicilio. En este punto, los fondos de inversión no quitan ojo a la restauración española, con un movimiento continuo. 

Según los datos de la consultora, los restaurantes de servicio rápido cerraron el año con un crecimiento superior al del conjunto del mercado. En concreto, con un aumento del 3% en las ventas y del 1,3% en tráfico. Por su parte, los restaurantes de servicio completo, que son establecimientos a la carta, de menús, internacionales y temático, elevaron un 1,2% su facturación, con un saldo de tráfico similar al del año anterior.

La comida a domicilio vuelve a ganar protagonismo. Durante 2018, creció un 17% en en ventas. "Junto a la comida para llevar, constituye uno de los principales factores de desarrollo de este sector, con una tendencia fuerte y consistente", asegura Montesinos.

A pesar de ello, puede crecer mucho más. En este sentido, el delivery en España está, con un 4% del total de restauración, lejos de la media global, situada en el 8%. Según los datos que maneja el grupo Arcano, se encuentra además muy por debajo de países como Corea del Sur (19%), Japón (13%), Reino Unido (12%) o Alemania (11%).

Mientras este segmento crece gracias a las apuestas decididas de las compañías, el sector se afana en mantener el tráfico en sus locales. Para The NPD Group, la restauración española se anotó 7.450 millones de visitas al cierre del año, un 1% más que el ejercicio anterior. 

El gasto medio por comensal, por su parte, recupera los niveles precrisis. En concreto, aumentó un 1,1%, hasta los 4,93 euros por visita, el mismo nivel al que se situaba en 2008.