Josep Oliu, presidente del Banco Sabadell

Josep Oliu, presidente del Banco Sabadell

Empresas

Los problemas de TSB reducen el beneficio de Sabadell a 328 millones

Esto supone una caída del 54% respecto al año anterior.

El Banco Sabadell obtuvo un beneficio de 328 millones de euros en 2018, lo que supone una caída del 54% respecto al año anterior. Una cifra que viene motivada por el impacto de los problemas tecnológicos que tuvo la integración del TSB, así como por extraordinarios relacionados con la limpieza del balance. 

En concreto, según apunta el informe de resultados, el coste de la migración de TSB a la nueva plataforma fue de 460 millones de euros. A ellos hay que sumarle otros 177 millones que se derivan de la limpieza de balance. En total, el coste de los extraordinarios alcanzó los 637 millones. 

La entidad asegura que si no se tuvieran en cuenta, el beneficio neto habría alcanzado los 783 millones de euros, lo supondría incrementar las ganancias más de un 9%. 

Las comisiones netas, por su parte, aumentaron un 9,6%. Esto se debió, según explica la entidad, al buen comportamiento que presentaron las comisiones de servicios y de gestión de activos.

El margen de intereses registró un ligero aumento del 0,7% hasta los 3.675,2 millones de euros a cierre del ejercicio. Excluyendo TSB, el margen ascendió a 2.675,5 millones, un 1,1% más, impulsado por el crecimiento de volúmenes.

En cuanto a los costes no recurrentes, corresponden principalmente a la migración y postmigración de TSB y aumentaron hasta los 246 millones de euro. Los recurrentes, por su parte, ascendieron a 2.674,3 millones de euros. 

El Consejo de Administración ha aprobado el reparto de un dividendo complementario en efectivo de 0,01 euros por acción, que se suman a los ya distribuidos 0,02 euros por acción. En total, 0,03 euros por acción, lo que supone un payout del 50%.

Sobre el ratio de morosidad del grupo, se redujo hasta el 4,22%.