Imagen de la paquetería de Amazon.

Imagen de la paquetería de Amazon.

Empresas OBSERVATORIO DIGITAL

Amazon deberá solucionar en 2019 los conflictos con sus trabajadores

Noticias relacionadas

Las huelgas de los trabajadores del centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares han lastrado la imagen de la compañía en el último año. La negociación a marchas forzadas de un convenio colectivo propio de este centro ha llevado a los empleados a convocar jornadas de huelga afectando a los repartos de paquetes del gigante del comercio electrónico.

En los próximos días, los sindicatos han convocado huelgas para el 3 y el 4 de enero, con la intención de causar un impacto “nacional” en las fechas próximas a Reyes, como ya informó este periódico.

Además, según ha podido saber EL ESPAÑOL, Amazon ha alargado los horarios de sus trabajadores hasta el próximo año sin haber llegado a un acuerdo con los empleados. “Han impuesto los calendarios, sin tener en cuenta la propuesta que les facilitamos”, explican fuentes sindicales.

Por su parte, desde Amazon subrayan que “junto con los clientes, los asociados” son su “prioridad número uno”. La compañía sostiene su mensaje sobre las condiciones de sus empleados, destacando que tienen “una retribución altamente competitiva en el sector” y con un salario mínimo anual “de más de 19.300 euros” en el caso del centro ubicado en Madrid.

El desacuerdo entre trabajadores y empresa viene de lejos. Y es que la imposición de un nuevo convenio que igualaba la planta de San Fernando con el resto de centros de Amazon en España en marzo ha llevado a los trabajadores a convocar huelgas a lo largo del año pasado para forzar la negociación con la empresa.

La planta de San Fernando de Henares es la más antigua y mantenía unas reglas diferentes ya que la compañía de Jeff Bezos estableció nuevas condiciones al resto de centros según fueron contratando a personal.

El convenio a los tribunales

Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, los trabajadores trasladaron a los tribunales la imposición del nuevo convenio. Sin embargo, este no es el único conflicto que la compañía tiene con sus trabajadores. Los impagos por los atrasos generados por el cambio de convenio también han sido denunciados ante la justicia por una decena de empleados.

En septiembre tuvo lugar el acto de conciliación entre Amazon y la plantilla, pero el juicio quedó suspendido porque el juez pidió mayor precisión. Los sindicatos explicaron que el magistrado había solicitado aclaraciones: "Debemos ser más concisos, exponer de manera clara lo que nos han arrebatado con el nuevo convenio para que nos paguen las horas extras, nocturnidad, vacaciones y que se instaure el anterior convenio".

Fuentes sindicales explican que “no se van a rendir” y que siguen luchando por el convenio propio. Ya tienen puesta la mirada en la nueva fecha, el 19 de febrero deberán acudir de nuevo a los juzgados.