Carsten Hoffmann, director general de Lufthansa para España y Portugal

Carsten Hoffmann, director general de Lufthansa para España y Portugal

Empresas

Agentes de viajes piden a la UE que investigue posibles recargos en Lufhtansa

Noticias relacionadas

La Asociación Europea de Servicios de Tecnología y Viajes (ETTSA) y la asociación alemana que representa la industria de viajes digital (VIR) han instado a los reguladores antimonopolio de la UE a investigar los recargos de Lufthansa y otras medidas supuestamente discriminatorias contra las agencias de viajes.

La Asociación, entre cuyos miembros están Amadeus, Booking, Expedia, eDreams Odigeo, Sabre, Travelport, entre otros asegura en su queja ante la unidad antimonopolio de la Comisión Europea, que las tarifas de Lufthansa han costado a los consumidores de canales de distribución independientes más de 1.000 millones de euros desde 2015.

"El Grupo Lufthansa aprovecha sistemáticamente su dominio en el mercado alemán y en otros mercados negándose a suministrar tarifas más baratas a través de GDSs lo que significa que la mayoría de las agencias de viajes no pueden proporcionar reservas a los consumidores", dijo ETTSA en la denuncia.

En su opinión, esto supone recargos injustificados a estos distribuidores independientes (agencias de viajes y empresas de gestión de viajes) que penalizan a los consumidores y compradores corporativos que utilizan estos servicios.

La asociación asegura que Lufthansa se niega a poner a disposición sus tarifas más baratas, como billetes básicos que no incluyen cargos por equipaje facturado o un asiento reservado, en ciertos vuelos a proveedores de sistemas de distribución global (GDS).

"Si los reguladores no intervienen, las prácticas de Lufthansa llevarán a una reducción de la competencia, un menor número de aerolíneas, menos ofertas para los consumidores y en última instancia precios más altos. Como resultado de las prácticas de Lufthansa, hemos decidido tomar medidas y presentar una queja a la Comisión. El momento de actuar es ahora", explicó el secretario general de ETTSA, Emmanuel Mounier.

La queja se centra en los vuelos de Lufthansa hacia y desde sus centros de operaciones en Frankfurt, Munich, Viena y Zurich, y sus filiales Brussels Airlines, Swiss International Air Lines y Austrian Airlines.

La reclamación realizada desde ETTSA contra la aerolínea más grande de Europa no es nueva y se remontan a 2015, cuando Lufthansa comenzó a cobrar una tarifa de 16 euros por los billetes reservados a través de terceros.