El 25% de los directivos de General Motors de Norte América serán despedidos.

El 25% de los directivos de General Motors de Norte América serán despedidos. Edgard Garrido Thomson Reuters

Empresas

General Motors anuncia el mayor recorte de empleo de la década en Norteamérica

  • Afectará al 15% de la plantilla de sus plantas de Estados Unidos y Canadá.
  • Uno de cada cuatro directivos serán despedidos.

Noticias relacionadas

General Motors ha anunciado su mayor reestructuración en una década. La compañía anunció este lunes que reducirá su producción de autos en Norteamérica, dejará de construir una serie de modelos que actualmente tienen un bajo volumen de ventas y eliminará puestos de trabajo.

La empresa va a enfocarse en vehículos eléctricos y de conducción autónoma lo que se traducirá en una reducción del 15% de su fuerza de trabajo. El objetivo es ahorrar 6.000 millones de dólares para "adaptarse a las 'condiciones cambiantes del mercado".

La línea directiva será la más afectada en este recorte ya que despedirá al 25% de este segmento de su plantilla. General Motors planea detener el próximo año la producción en tres plantas: Lordstown en Ohio, Hamtramck en Michigan y Oshawa en Ontario. Además, dejará de producir varios de los modelos como el Chevrolet Cruze, el Cadillac CT6 y el Buick LaCrosse.

Del mismo modo, el fabricante de automóviles cerrará otras dos plantas no identificadas en otras regiones del mundo. "Estamos ajustando la capacidad a las realidades del mercado", dijo la presidenta ejecutiva de la compañía, Mary Barra.

La compañía se encuentra ante un contexto en el que sus costes se han elevado a la vez que la demanda sobre diferentes tipos de vehículos ha caído. Los aranceles al acero importado, impuesto puesto en marcha este año por el gobierno de Estados Unidos, le han costado a la empresa 1.000 millones de dólares.

General Motros emplea a unos 2.500 trabajadores sindicalizados en Oshawa, que produce los modelos Chevrolet Impala y Cadillac XTS. Esa planta también completa el ensamblaje final de las camionetas Silverado y Sierra, de mayores ventas.

La compañía automovilística número uno de Estados Unidos, en su última reestructuración a fines de octubre, ofreció salidas negociadas a 50.000 empleados en Norteamérica. El primer ministro de Canadá Justin Trudeau se mostró "decepcionado" tras anuncio del cierre de planta de General Motors en Canadá.