Sebastián Albella, presidente de la CNMV.

Sebastián Albella, presidente de la CNMV. J.L.Cereijido Agencia EFE

Empresas

Albella (CNMV) culpa al 'procés' del pinchazo en la captación de empresas del 'brexit'

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella no es optimista sobre la cosecha que España vaya a recolectar gracias al 'brexit'. Entre las varias razones que considera han afectado a la falta de atractivo de España para conseguir atraer a empresas radicadas acutualmente en el Reino Unido destaca una: el 'procés'.

En opinión de Albella los esfuerzos realizados para atraer a empresas que están buscando salir del Reino Unido para recolocarse en otros territorios de la Unión Europea no van a tener un resultado "espectacular".

A su entender, los problemas relacionados con Cataluña han lastrado las opciones de España de atraer compañías por inestabilidad generada. Del mismo modo, ha señalado que la falta de una verdadera actuación coordinada por parte de las autoridades con el sector privado, como sí ha sucedido en otros países, también ha restado posibilidades a España.

"Creo que nos hemos quedado muy cortos en este aspecto, ha habido poca coordinación, tenemos un poco el complejo de haber actuado a veces en solitario en buena medida y ha habido pocas medidas para llamar la atención y atraer negocios", ha declarado Albella.

Preguntado sobre por qué no ha habido un proyecto coordinado del país, el presidente de la CNMV ha sido claro: "Podríamos haber hecho mucho más y hemos hecho los esfuerzos que hemos podido quienes estábamos en posición de hacerlos, pero es una pena que no hayamos apostado más fuerte por este tema", ha lamentado.

Alemania, Francia y Luxemburgo, los ganadores

Para Albella los "grandes ganadores" de la relocalización de empresas del Reino Unido ocasionadas por el 'brexit' serán Alemania, Francia, Luxemburgo, Países Bajos e Irlanda, quedando España, probablemente, en sexto lugar.

El presidente de la CNMV tiene por objetivo mejorar el atractivo de España para las empresas. Con este objetivo el organismo está trabajando para simplificar sus procesos, reforzar la cultura de servicio a los inversores y emitir una señal permanente de predictibilidad en relación con sus actuaciones que promueva la seguridad jurídica.

Con este objetivo también ha hecho hincapié en la necesidad de eliminar "peculiaridades regulatorias locales" que distancien a España de otros países de su entrono. "Cuantas más 'eñes' eliminemos, mejor", ha asegurado Albella, quien ha recordado que España, junto a Polonia y Rumanía, es el único país en el que las empresas cotizadas tienen la obligación de publicar información financiera trimestral, y se ha mostrado partidario de que se comunique la información trimestral, aunque le gustaría que no fuera obligatorio.

"Me parece muy bien que se publique, pero es raro que seamos prácticamente el único país que lo hace, y esa peculiaridad puede hacer a nuestro mercado menos atractivo para alguna compañía que considere eso importante", ha explicado.

Por otro lado, Albella ha apostado por "ampliar el menú" y que las fórmulas legales que hacen que las compañías se decidan por uno u otro país estén a disposición de quienes quieran utilizarlas. "Queremos insistir en una actitud abierta y en estar obsesionados por la calidad en lo que respecta a la supervisión de las operaciones corporativas", ha añadido.

De igual manera, el presidente de la CNMV ha subrayado la importancia de prestar atención a las nuevas tendencias y, en concreto, a las finanzas sostenibles. "Tenemos que prestar atención en ese aspecto, porque ello reforzará la imagen de modernidad en los mercados y los hará más atractivos", ha asegurado.

Pide más medios para la CNMV

Por otro lado, Albella ha hecho balance de los 30 años desde la primera Ley del mercado de valores y ha destacado que la CNMV es una institución consolidada y genuinamente independiente por razones funcionales.

En este aspecto, ha recordado que la independencia, en el largo plazo, está vinculada a que la institución disponga de "cierta autonomía de medios" y que no sea demasiado dependiente en términos presupuestarios o de flexibilidad organizativa del Gobierno de cada momento.

"Hemos perdido algo de fuelle en los últimos años en este sentido, cosa que no ha tenido importancia hasta la fecha, pero que habría que tener en cuenta pensando en el medio y largo plazo", ha afirmado.

Albella ha recordado que la CNMV se creó con la finalidad de constituir una institución independiente que supervisara de modo eficiente. "Esto está ligado a esa suficiente flexibilidad y dotación de medios que hay que tener en cuenta si queremos una supervisión potente y eficaz, que es lo que la sociedad demanda", ha asegurado.

Por su parte, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha presentado a Albella durante la apertura del evento y ha reiterado públicamente el apoyo del organismo a la CNMV.

Asimismo, Hernández de Cos ha destacado la "labor excelente" que está promoviendo el organismo que preside Albella, a quien ha agradecido el "estrechísimo nivel de colaboración" entre Banco de España y CNMV.